Un Córdoba atascado se lía la manta a la cabeza

Florin celebra el gol marcado en Anoeta | LOF
El equipo blanquiverde es el tercero que menos remates hace en la Liga y ocupa el mismo puesto en el ranking de los que más reciben

Ya lo dijo Tim, el brasileño que entrenó a la selección de Perú en el Mundial de España 82: “El fútbol es una manta corta. Si te tapas los pies, te descubres la cabeza, y si te tapas la cabeza, te descubres los pies...”. El Córdoba, metido en un buen embrollo en la Liga, lo tiene todo al descubierto. Quizá su manta es corta y sólo le sirve para taparse las vergüenzas. En cualquier caso, no le queda otro remedio que liársela a la cabeza y luchar en el final de curso como el general Custer en Little Big Horn: rodeado, herido y sin balas, pero disparando.

José Antonio Romero prepara desde hoy el que será el partido de su debut como entrenador de Primera División en El Arcángel. Llegará el Atlético de Madrid, vigente campeón. Casi nada. En el Calderón realizó precisamente una buena machada el Córdoba: le marcó dos y ambos los firmó Nabil Ghilas, por entonces en la cresta de la ola. Los tantos del franco-argelino sólo sirvieron para maquillar la derrota: 4-2. La teoría de la manta, ya saben.

El Córdoba de esta campaña apunta poco, dispara menos y no acierta casi nada. Es actualmente, con un promedio de 9'68 remates por partido, el tercer equipo que menos ensaya el tiro a la puerta contraria en toda la Primera División. Un registro inferior tienen el Espanyol (9'61) y el Éibar (9'39), aunque ambos lo rentabilizan mucho más. Los 'pericos' han firmado 32 goles a favor mientras que los armeros llevan 26. El Córdoba se queda con 20 goles marcados en 28 partidos, menos de uno por cita. Una miseria.

Especialmente preocupante resulta el atasco en la segunda vuelta, que es monumental. En nueve partidos disputados no ha sumado un solo punto: marcó 5 goles y recibió 18. Tres de sus dianas fueron a balón parado: dos penaltis ejecutados por Ghilas (ante Real Madrid y Valencia) y una falta de Fede Cartabia (ante el Almería). Dos, en jugada: Florin Andone contra Getafe y Real Sociedad. El rumano sigue estando estadísticamente muy por encima de todos: lleva 4 goles en 11 partidos (Ghilas ha hecho 7 en 23; Cartabia 4 en 23) y nadie le puede negar su fogosidad. Es el jugador de Primera que más faltas comete por tiempo en el campo.

Atrás tampoco andan bien las cosas para el Córdoba, que ve cómo le rematan 13'39 veces de promedio. Al Almería le tiran 14'32 y al Éibar 14'39. Los vascos no han catado ni una sola jornada los puestos de descenso siendo el equipo que menos remates hace y el que más recibe, aunque las consecuencias se están empezando a ver ya que lleva diez partidos sin ganar. También aquí los equipos que conceden más remates en contra que el Córdoba no han recibido más goles por ese motivo. El Almería encajó 42, cuatro menos que el Córdoba (46), y el Éibar 38. El equipo blanquiverde tiene en sus filas, curiosamente, a uno de los más prolíficos rematadores de todo el campeonato: Bebé.

Etiquetas
stats