El clan de Portugal: Ghilas, Bebé y Héldon bajo el foco

Héldon, Bebé y Ghilas, junto a Edimar en un entrenamiento | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba ha reunido en su delantera a jugadores de los tres grandes clubes de la Liga lusa | Benfica, Oporto y Sporting miran con interés hacia El Arcángel

¿Se imaginan a un equipo que reúna en su línea de ataque a tres cedidos del Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid? Jugadores de conjuntos marcados por una profunda rivalidad deportiva a quienes el destino coloca en un mismo lugar para poner su talento al servicio de un reto común. El Córdoba, desde ya, se ha convertido en un club especial para los seguidores portugueses. De las entidades más emblemáticas del fútbol luso han llegado a El Arcángel tres piezas clave en el plan de Djukic para lograr la permanencia: Ghilas, Bebé y Héldon Ramos son observados con interés desde el país vecino. Todos comparten una selecta procedencia. Echen un vistazo a la clasificación actual de la Primeira Liga: Benfica, Oporto y Sporting en la punta. Y por detrás, el resto. De allí vienen, respectivamente, Bebé, Ghilas y Héldon. Todos están a préstamo hasta el 30 de junio en el Córdoba, que espera beneficiarse de manera directa de la redención profesional de tres hombres que salieron por la ventana y esperan volver por la puerta grande a sus clubes de origen.

El primero en llegar, en los estertores del mercado estival, fue Nabil Ghilas (Marsella, 1990). "He perdido cinco kilos y aún me queda alguno más. Estoy en 86 ahora", reveló la semana pasada en la sala de prensa. Hagan cuentas. El "barrilete argelino" causó impacto desde que aterrizó en El Arcángel. Llegó cedido del Oporto, donde Julen Lopetegui apenas le tenía en cuenta pese a que había jugado el Mundial de Brasil con la selección de su país. Debutó en el estadio de los Juegos Mediterráneos, ante el Almería (1-1), y en media hora se convirtió en un ídolo. Desde entonces ha jugado todos los partidos excepto uno, en Vallecas, por lesión. Es el máximo goleador del Córdoba (6) y una de sus principales señas de identidad. Djukic le ha ubicado en la banda, donde aprovecha su poderosa arrancada. Tiene ganas y se le notan.

También ha dejado claro a qué ha venido Tiago Manuel Dias Correia (Lisboa, 1990), conocido como 'Bebé', que con 24 años ha jugado en ocho clubes de cuatro países distintos. En el Benfica, Jorge Jesús le tenía reservado un papel residual. Bebé jugó unos ratitos en la Liga, la Copa y la Liga de Campeones. Poca cosa para un futbolista que necesitaba minutos para reivindicarse después de un paso gris por el Manchester United y el Besiktas turco. Fue reclutado como cedido -aunque con una opción de compra- en el recién concluido mercado invernal. En el Córdoba, Djukic le dio la camiseta de titular horas después de llegar. Desde entonces no se ha movido del equipo en cuatro partidos consecutivos. Tiene buen desborde y disparo. Su tendencia al adorno, que seguramente sacará de quicio a más de un técnico o compañero, encanta a los aficionados. Su nombre se ha coreado en las gradas de El Arcángel.

El último en embarcarse en el Córdoba ha sido Héldon Ramos (Ilha do Sal, Cabo Verde, 1988), un punta que puede actuar "por la derecha, por la izquierda y por el centro, me da igual", según reveló el día de su presentación. Lo que quiere, fundamentalmente, es jugar. En el Sporting de Lisboa no lo hacía. Un partidito en Liga, otro en Copa... Un futbolista de complemento que, al menos, podía resarcirse con la selección de su país. Con Cabo Verde fue titular absoluto en la Copa de África, donde se enteró de su nuevo destino. Llegó al Córdoba y, como todos los anteriores, recibió un bautismo de fuego muy rápido. En la última jornada, Djukic le colocó como titular en Balaídos frente al Celta. Tuvo una salida fogosa -vio su primera tarjeta-, pero se diluyó como el resto del equipo y fue sustituido en la segunda parte.

El destino -y las gestiones de Pedro Cordero, secretario técnico del Córdoba, obviamente- ha querido que Nabil Ghilas, Bebé y Héldon Ramos, internacionales con Argelia, Portugal y Cabo Verde, se citen en El Arcángel para ser protagonistas de una histórica temporada en un club español del que seguramente desconocían su existencia. De lo que hagan con la camiseta blanquiverde dependerá su futuro. Aquí ya se han ganado un nombre y desde Portugal les miran de reojo.

Etiquetas
stats