Sede de Prasa en Córdoba.

El asunto no está zanjado. Al igual que otros muchos, por cierto. Porque como fuera de esperar existe respuesta al dictamen judicial. Dentro de la batalla en los tribunales en torno al Córdoba CF SAD, uno de los frentes abiertos tiempo atrás es la demanda de Prasa contra Azaveco –esto es Carlos González–. La causa no está cerrada pese a que el Juzgado de Primera Instancia número 8 estimara oportuno no admitir la citada denuncia de la promotora. Sucede después de que la constructora optara por recurrir el auto e insistir en su reclamación de seis millones de euros a la sociedad del canario. Cabe recordar que el motivo del litigio es un presunto incumplimiento de contrato, así lo entiende Prasa, de compraventa de la entidad allá en junio de 2011.

Por tanto, la cuestión sigue en pie mientras no exista una nueva decisión al respecto por parte del juez. De este hecho ha informado este viernes el diario ABC Córdoba, lo que quiere decir que Prasa acude a segunda instancia. Esto es ante la Audiencia Provincial para que el tribunal dicte una sentencia en firme sobre el caso. A modo de contexto, la inadmisión de la demanda se conoció el pasado 10 de marzo tras cobrar forma –o adoptarse– dos días antes. La promotora, insatisfecha con el resultado, se facultó en su derecho de apelación dentro del plazo establecido de 20 días. El referido medio, por otro lado, ha recordado que hasta el auto del Juzgado de Primera Instancia número 8 la promotora había logrado como medida cautelar el embargo de derechos políticos y económicos por parte de Azaveco sobre el Córdoba CF SAD.

A todo esto, la propiedad de las acciones de la entidad sigue en discusión toda vez que aún de celebrarse el juicio entre Azaveco y Aglomerados Córdoba –esto es Jesús León–. Se trata en este caso de un litigio abierto tras denuncia de Carlos González por el incumplimiento del pago de 4,5 millones de euros por parte del montoreño dentro de la compraventa del club en enero de 2019. De vuelta al proceso generado por Prasa, la promotora decidió demandar al tinerfeño al considerar que existía un incumplimiento por parte de su mercantil –entonces Ecco Documática– de una cláusula de la rúbrica por el traspaso accionarial de 2011. En concreto, reclama la mencionada cantidad de seis millones de euros por un punto del acuerdo por el que el canario había de hacerse cargo de los ocho millones de deuda con que contaba el Córdoba CF SAD antes de entrar en concurso de acreedores.

 

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
26 de marzo de 2021 - 14:11 h
stats