Segundo test para continuar con el crecimiento

Lance del encuentro entre el Córdoba y el Linares

El Córdoba quiere dar su segundo paso firme en la preparación ante una temporada en la cuarta categoría nacional. Para ello, primero se enfrentó a un equipo de una división superior; un duelo marcado por la intensidad y agresividad y que se saldó con victoria para el Linares Deportivo. A pesar de ello, el cuadro blanquiverde quiere corroborar sus buenas sensaciones en el segundo amistoso de pretemporada. También lo hará en El Arcángel, con público sólo en la zona de tribuna y anfiteatro de sus abonados que renovaron su compromiso hasta la fecha. Pretemporada, sí; pero con ambiente casi liguero.

La afición cordobesista se quedó con ganas de más a pesar de la derrota ante los jienenses el pasado sábado. Sobre todo, porque la primera parte del Córdoba dejó a las claras la idea de Germán Crespo: protagonismo de los flancos con voluntad también de aglutinar posesión con el balón. Jugadores como Toni Arranz o Álex Bernal, mediocampistas, están llamados a esa tarea de conducir el centro del campo, entre otros jugadores. En las bandas, Omar Perdomo, Miguel de las Cuevas y Luismi Redondo fueron la tripleta de mediapuntas de inicio, rotando entre ellos en esas posiciones para no dar referencias al rival.

Más tarde, futbolistas como Simo Bouzaidi, Valtteri Vesiaho o Adrián Fuentes destacaron en sus roles en el reinicio. Sin embargo, el problema del Córdoba volvió a ser la definición. El propio Fuentes, más Antonio Casas y Willy Ledesma, son los arietes, aunque con diferentes características, y no estuvieron acertados de cara a portería a pesar de las numerosas ocasiones de las que dispusieron, tanto ellos como los jugadores de ataque que participaron sobre el tapete de El Arcángel en los 90 minutos. Para el encuentro de este miércoles, el guardameta Carlos Marín, además de Javi Flores, Meléndez y Julio Iglesias, no se sentarán siquiera en el banquillo de suplentes. El caso del primero, de hecho, obliga a más protagonismo del gibraltareño Jaylan Hankins por las molestias de Felipe Ramos, que sí estaría entre los convocados. Se espera también la continuación en escena de jugadores del filial -algunos de ellos, en dinámica del primer plantel-, como Mosquera, Valtteri, Tala, Alex Marín, Castillo o Abreu, más la presencia del cada vez más recuperado Samu Delgado.

Salvo los inquilinos de la enfermería, todos tendrán la oportunidad de resarcirse ante el Marbella FC, un equipo en el suelo tras una caída sorpresiva. Y es que el cuadro marbellí, inmerso en un proyecto con un potente músculo económico detrás, cayó estrepitosamente desde la Segunda B hasta la Tercera RFEF. Un proyecto llamado al ascenso a Segunda, que incluso disputó la fase de ascenso en la 2019-20, que se derrumbó. El ex cordobesista Juanmi Callejón y Esteban Granero eran los pilares de ese equipo, aunque su bajón de rendimiento precipitó el salto al vacío. También con los antiguos blanquiverdes Edu Ramos y Fernando Román, quedó penúltimo en la primera fase, sólo por delante del débil Marino. Inmerso después en la carrera por llegar a Segunda RFEF, se quedó a tan sólo un punto del Recreativo Granada, rival del Córdoba este año en la división.

El entrenador con el que descendió el Marbella, Abraham García, se quedó en el proyecto malagueño, que se ha nutrido mucho este verano del mercado nacional. Para el encuentro en El Arcángel, aun así, se compondrá de hasta seis futbolistas del Juvenil Nacional para completar la lista que viaje a Córdoba. Todo ello, englobado en el marco del que será su primer partido de la pretemporada. El encuentro que iban a disputar el pasado sábado ante el Xerez CD, en el XXIV Trofeo Feria de la Vendimia de la localidad gaditana, se suspendió, según reza el comunicado marbellí, por causas administrativas ajenas a su entidad. Un choque que se retransmitirá a través de Footters y Onda Mezquita a partir de las 20:30.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
4 de agosto de 2021 - 05:45 h