Sólo 800 aficionados podrán acudir finalmente a El Arcángel ante el Cádiz B

Seguidores del Córdoba en El Arcángel.

El caso tiene al fin una resolución definitiva. Después de prever una afluencia masiva aunque dentro de las lógicas normas de seguridad y sanitarias, el Córdoba va a contar tan sólo con 800 aficionados en las gradas el domingo. Así es tras varios cambios de criterio por parte de la Junta de Andalucía a la hora de determinar las nuevas pautas de restricción en los últimos días. El gobierno autonómico reduce a un 60% de aforo o a 2.000 personas en estadios dentro del nivel 2 de alerta, que es en el que está ahora la capital. Sin embargo, dicha medida no entra en vigor hasta el 13 de mayo, de forma que el trascendental duelo con el Cádiz B apenas va a desarrollarse en El Arcángel con esos 800 espectadores que estuvieran asignados desde tiempo atrás. Un hecho éste que significa un gran contratiempo para el conjunto blanquiverde, sobre todo tras el anuncio del incremento de asientos hasta los 10.000, aproximadamente.

La polémica acompaña a la actuación de la Junta de Andalucía desde el jueves, día en que ya determinados colectivos de la afición del Córdoba mostró su malestar por las diferencias de criterios en diferentes casos. Se entendía como un agravio el hecho de que el Linares, por ejemplo, pueda albergar en su estadio a 2.500 personas y el club califal a 800. Todo ello a pesar de que El Arcángel goza de un aforo superior al campo de Linarejos. Poco después, en esa misma jornada, la entidad anunciaba que podía dar cabida a seguidores hasta la mitad de sus asientos, lo que elevaba la cifra hasta unos 10.000. El guion todavía deparaba giros y ya el viernes por la mañana el conjunto blanquiverde informó de la detención de la venta libre de entradas, lo que precedió a la medida definitiva del gobierno autonómico en cuanto a establecimiento de niveles de alerta y pautas para distintos espectáculos.

Si bien desde San Telmo se apostó por un acceso del 60% o de 2.000 personas a los estadios y de un 50% o 1.000 en relación a pabellones, bien entrada la noche en la víspera del fin de semana se supo que eran opciones irreales para clubes como el Córdoba o el Patrimonio de la Humanidad. Los criterios son, en efecto, para el nivel 2 de alerta sanitaria, en que se halla la ciudad hoy por hoy. El motivo es que no entran en vigor hasta bastante después del encuentro del domingo, que por tanto termina con la posibilidad tan sólo de 800 espectadores en El Arcángel. Ante esta situación, el club determinó que van a ser los aficionados elegidos en el último sorteo, que fueron todos los que participaron en esta ocasión, los que puedan entrar al coliseo ribereño para el choque con el Cádiz B. Es decir, después de tanto sube y baja la realidad es idéntica a la de principios de semana.

Dicha circunstancia ha cobrado oficialidad con un comunicado del propio club, que se ha mostrado muy crítico con el cambio de directrices por parte del gobierno regional. “La Junta de Andalucía nos impone un incomprensible aforo de sólo 800 abonados”, ha informado, con tal titular, la entidad. “Desde el Córdoba CF queremos expresar nuestro más enérgico rechazo a la medida. Si bien entendemos que la lucha contra la pandemia del Covid-19 ha de ser prioritaria, consideramos que el club tiene establecidos los protocolos pertinentes para evitar la propagación del virus, unos protocolos que llevan activos desde comienzos de temporada”, ha expuesto el cuadro califal en su texto. Dichas palabras han sucedido a otras en las que, por ejemplo, el conjunto blanquiverde ha considerado como un “bandazo” la actuación en San Telmo.

Acerca de la problemática generada tras la venta libre de localidades, el Córdoba ha indicado que “los no abonados que compraron sus entradas pueden pasarse por el estadio y se les devolverá el dinero”. Tal detalle lo ha remarcado, junto con la medida de que sean los 800 aficionados que se inscribieron al sorteo quienes acudan a El Arcángel ante el Cádiz B, después de continuar con la expresión de su malestar. “Desde el club queremos denunciar el maltrato por parte de las autoridades que han recibido nuestros abonados y los aficionados al fútbol en general durante toda la temporada, creando agravios comparativos con otros espectáculos que ha generado grandes aglomeraciones”, ha subrayado la entidad.

También ha explicado que tras el primer planteamiento de permitir la mitad del aforo “se realizó la labor titánica de hacer la separación de asientos, se reactivaron los tornos de LaLiga, se comenzó a contactar con los abonados mayores para garantizar que fuesen conscientes de que podían acudir al campo, se realizó la redistribución de abonados para cumplir con las medidas”. “Esfuerzo del club para que todos los abonados pudieran disfrutar de su equipo en una cita tan importante y que, finalmente, ha resultado inútil”, ha añadido el Córdoba en este sentido. Por supuesto, el conjunto blanquiverde ha aprovechado para dirigirse a sus aficionados en el cierre de su texto. “Una vez más, queremos agradecer a nuestros abonados su comprensión y reiteramos nuestro más firme deseo de verlos a todos de vuelta pronto en el Reino”, ha concluido el club.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
8 de mayo de 2021 - 10:18 h