“Vamos a hacer un carné de socio simpatizante con un precio de 50 euros”

José García Román, a la derecha, en Vista Alegre | TONI BLANCO

Mientras el equipo ya está en marcha en la pista, el club continúa con su trabajo en los despachos. No es poco el que tiene por delante pues son muchos temas los que aún debe cerrar. El caso es que la actividad prosigue de cara a la próxima temporada en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Su presidente, José García Román, ha ofrecido este martes una comparecencia de prensa precisamente para abordar los asuntos de interés para la entidad. El mandatario blanquiverde ha hablado especialmente de las difíciles circunstancias provocadas por el Covid-19, sobre todo en materia de acceso a Vista Alegre, como a todos los recintos, durante la campaña 2020-21.

El tema de los abonos y la entrada al Palacio Municipal de Deportes ha sido el asunto que mayor expectación ha generado en las últimas semanas. Según normativa, el club sólo va a poder contar con 800 aficionados en las gradas durante sus partidos como local, ya que apenas se puede alcanzar un tercio del aforo en cada caso. En este sentido hay que tener en cuenta que la entidad tuvo unos 2.000 abonados el anterior curso, en su estreno en Primera. “Los aficionados generan un tercio del presupuesto, por lo que es un gran quebranto económico. Sólo podemos tener 800 personas en Vista Alegre y el club se verá ciertamente perjudicado”, ha expuesto García Román. “Quiero pedir disculpas a los aficionados porque este año no podemos atenderles. Confío en que en la segunda vuelta todo cambie”, ha proseguido a este respecto.

Dada la situación, el presidente del Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha apuntado la intención que hay para responder a los seguidores. “No me parece lógico cobrar por un servicio que no vamos a poder dar. Hay aficionados que querrían colaborar”, ha dicho antes de anunciar la idea para la campaña de abonados. “Vamos a hacer un carné de socio simpatizante con un precio pequeño de 50 euros que permitirá a esos seguidores apoyar al equipo y que les puede ayudar de alguna forma”, ha explicado. “Somos conscientes del esfuerzo del aficionado. El precio de las entradas será para ellos de la mitad. El límite es de 800 personas. No queremos engañar a nadie, cuando se llegue a esa cifra no se podrán hacer más”, ha recalcado“.

“Venimos de 2.000 abonados pero en esta situación no es cosa nuestra, hacemos lo que nos dictan las autoridades sanitarias. Animamos a la gente a que nos apoye, es una forma de tener un ingreso antes de empezar la temporada”, ha concluido. Aunque el dirigente blanquiverde ha querido precisar también que la venta de los mencionados carnés no se realizará vía on line sino directamente en la sede social de la entidad. Además, ha aclarado que al darse la limitación de aforo “no existe obligación o cantidad fijada” para los seguidores visitantes por mucho que “la Federación te obliga a dar el 15%”. Por otro lado, García Román no ha rehuido la pregunta acerca de una posible devolución de dinero a los abonados de la pasada campaña por los partidos que no pudieron disputarse por el estado de alarma. Cierto es, eso sí, que tampoco ha podido aportar muchos datos. “Este tema lo lleva nuestro abogado”, ha expresado.

Ya en otro orden de cosas, el presidente del Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha indicado que el presupuesto de la 2020-21 “es de unos 750.000 u 800.000 euros, se incrementa respecto de la temporada pasada”. “Me da miedo afrontar este presupuesto en unas situaciones muy complicadas. Habrá que seguir trabajando”, ha admitido. En el plano económico, ha señalado sobre los derechos de la Liga que “están cedidos a la LNFS y es el único contrato” que hay y que si “la Federación no lo reconoce, es problema suyo”. También se ha mostrado optimista en cuanto a la venta de ropa deportiva. “La situación va bien. Esperemos cerrar próximamente todo y que la equipación cubra gran parte de ese presupuesto”, ha dicho para comentar que barajan ingresos de unos 200.000 euros en ese sentido y de unos 45.000 de televisión.

También ha hecho referencia a la nueva marca deportiva. “Estamos presos de que Givova aporte las camisetas. Mientras tanto, no tenemos equipación”, ha apuntado. Por cierto, que no ha rehusado tampoco hablar de la situación del Córdoba en relación a su inscripción por Unión Futbolística Cordobesa (UFC). “Como cordobesista, deseo que se inscriba. No se nos pasa por la cabeza que Córdoba no tenga fútbol”, ha dicho sobre este tema. En cuanto a la vuelta al trabajo del equipo, ha aprovechado para recordar que se produce después de mantener un estricto control sanitario. “Se ha hecho la desinfección de las instalaciones y los jugadores se han hecho pruebas cada dos por tres”, ha comentado.

Etiquetas
stats