Carmen Avilés: presente de plata, futuro de oro

Carmen Avilés, doble subcampeona de España absoluta | MADERO CUBERO

Es de admirar el hecho de contemplar la templanza y la humildad de aquellos deportistas que se juegan el trabajo de todo un año en apenas unos segundos. El todo por el todo. Sin margen de error y con todo el peso de haber dejado atrás meses de sufrimiento y esfuerzo para apostarlo todo a unos pocos metros. Solo ellos saben la adrenalina que se puede sentir en los instantes previos a que se suene la bocina, pues, a partir de ahí, el resto del mundo deja de tener sentido y todo está fijado en un único objetivo. Por ello, relativizar un éxito adquirido a raíz de todos esos condicionantes es fruto de un trabajo previo, y no solo en el plano físico, sino también en lo mental. Tener los pies en el suelo. La recompensa al trabajo llegará si así te lo has ganado. Y esa es una filosofía que tiene bien aprendida la joven cordobesa Carmen Avilés, que en este 2020 ha conseguido romper el techo de su progresión y establecerse ya no solo como una de las mayores promesas del atletismo español, sino como una de las atletas de mayor relevancia en la actualidad. Una referente del deporte cordobés que quiso atender a CORDÓPOLIS en El Fontanar, gracias a la colaboración también del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (Imdeco).

En efecto, dos medallas de plata en Campeonatos de España Absolutos así lo atestiguan. Y todo ello en apenas unos meses. La deportista de Los Califas, figura destacada desde hace años en las categorías inferiores, logró dar un paso al frente en su trayectoria con un más que meritorio subcampeonato en la prueba de 400 metros lisos del Nacional en pista cubierta celebrado el pasado mes de marzo en la localidad gallega de Ourense. Y todo ello sin llegar a la mayoría de edad, pues en aquel momento era la más joven de la pista y completó el recorrido en un tiempo de 54.39, que suponía además su mejor marca personal. Una llamada de atención total, pues apenas unos días después -aunque se canceló por la pandemia- debía encarar el Campeonato de España Sub 20, que era el que le correspondía por edad. No obstante, por tiempos, su nivel se ha disparado y ya puede codearse con las mejores del país.

Un hito que volvió a refrendar el pasado fin de semana, cuando revalidó esa medalla de plata, aunque en esta ocasión en el Campeonato de España al aire libre celebrado en Madrid. Un metal que la deja “más que contenta”, pues “es una temporada muy atípica, pero yo durante el confinamiento me he podido mantener en forma y cuando salimos empezamos a entrenar con normalidad, dentro de lo que cabe, y me notaba fuerte”, subraya la cordobesa. De hecho, la única incertidumbre le llegó en semifinales, donde “tuve unas sensaciones diferentes, raras, y ya en la final conseguí darlo todo”. Además, Avilés, que firmó un tiempo de 54.32, se postuló con muchas opciones para el oro, pues en la última recta llegó a ponerse en cabeza, aunque finalmente pudo más el sprint de Andrea Jiménez, del Playas de Castellón. “En la recta me vi delante, vi ese oro, estuve rozándolo, pero yo de verdad que con la plata estoy muy feliz porque aún así iba un poco asustada”, explica la atleta, que reitera a su vez que “realmente tienes mucha presión a tu alrededor, pero yo he sabido manejarla bien”.

Una progresión en la que ha tenido mucho que ver Antonio Bravo, su entrenador y quien ha sabido sacar la mejor versión -hasta la fecha- de la cordobesa. El propio técnico también vio cerca el título, pues recuerda que “en los 300 metros prácticamente era oro, en el 350 era un oro muy pálido y ya en el 380 era la plata, y ya era cuestión de mantenerla”, incidiendo en que “hizo una cosa buena que es mantener la técnica para no perder la energía de irse hacia atrás y llegar a la meta con lo justo, alineada e intentar meter cabeza, claro”. Palabras de orgullo de un entrenador que afirma que el campeonato “era una incertidumbre, porque no teníamos claro, primero el resultado, luego las pocas pruebas que llevábamos y tercero que íbamos con un 400 nada más corrido”, con lo cual “había muchos interrogantes”. Además, matiza que “estaba igualado”, pues “fueron las diez primeras del ranking y todas llegaban bien, al igual que nosotros, pero luego la competición se tiene que desarrollar”. Aún así, pese al éxito, Bravo explica que “tiene un amplio abanico de mejora, entre otras cosas, porque está en periodo de júnior”, y ahora “entraría en un primer periodo de promesa, luego otro de promesa y a partir de ahí, estamos hablando de aquí a cuatro años, sería senior”, que es cuando “puede dar un poco el resultado más espectacular”. La voz de la experiencia de un técnico, y de un club, que está tratando de forjar a su cuarta campeona nacional, pues Avilés ya se erige como sucesora de las históricas Belén Recio, Inma Cantero y Loli Jiménez.

Un logro que, de momento, queda ya en satisfacción. Y de vuelta a Córdoba, toca seguir entrenando. Así es su rutina en las instalaciones deportivas de El Fontanar, donde Carmen Avilés sigue preparándose para continuar con su progresión, pues, como ella misma resalta, “aún queda mucho por mejorar y poco a poco iremos consiguiendo cosas”, ya que “cuanto más trabajemos, mejor saldrán las cosas”, puntualizando a su vez que “los éxitos no los vamos buscando, sino que vienen, y ya llegarán los más grandes”. Humildad absoluta y un sacrificio trabajado, pero sin dejar de mirar el presente. El suyo, a día de hoy, es de plata, aunque se augura, de seguir así, un futuro de oro. De hecho, en su historial figuran ya diversos éxitos con la selección andaluza, además de un oro en Bakú en el Festival Olímpico de la Juventud Europea con la selección española de relevos. Un combinado con el que también participó en el Campeonato de Europa absoluto, en 2019, en esta ocasión en la prueba de 4×400 mixto. Además, no cierra la puerta a los Juegos.

“Abierto queda”, afirma Avilés, aunque “hay que trabajar mucho con la Federación Española y conseguir ponernos en un buen puesto para entrar como relevo en los Juegos Olímpicos”. Ahí es nada. Ambición total, pero sin dejarse llevar por la presión. La recompensa solo llegará tras el trabajo. Y mucho resta para ella, que este mismo fin de semana representará a Andalucía como parte de la selección regional, en su caso en el 400 y en el 4x400 mixtos, mientras que para octubre tiene previsto competir en el Campeonato de España Sub-20. No la pierdan de vista.

Etiquetas
stats