Los buenos principios de Sandoval

Sandoval, en un entrenamiento con el Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Las estadísticas están para romperlas. Se suele recurrir a ese aserto futbolístico sobre todo cuando las cosas van mal. De hecho, José Ramón Sandoval lo pronunció en su última comparecencia ante los periodistas, previa al decisivo partido del domingo ante el Granada.  Lo hizo a propósito de la ristra de decepciones del equipo blanquiverde, a la que quiere poner fin contraatacando con otras rachas positivas. Por ejemplo, la que él mismo tiene en su expediente profesional con respecto a los estrenos en sus distintos equipos. Le ha ido francamente bien. Nunca perdió el primer partido con un equipo en el que debutara. Este domingo lo hará en El Arcángel.

El 29 de agosto de 2010, Sandoval dirigió su primer partido en el Rayo, con el que recibía también su bautismo en el fútbol profesional con la jornada 1 en Segunda División. ¿Resultado? 3-2 para los de Vallecas. Ese año terminó con el ascenso a Primera del equipo de la franja, con el que también vivió Sandoval su estreno en la Copa del Rey. También le fue estupendamente: 1-3 al Cartagena. En la siguiente logró mantener a los madrileños en la élite -terminaron en el puesto 15- y salió de la entidad para dejar paso a Paco Jémez, que llegaba después de una espléndida temporada en la que jugó el play off de ascenso con el Córdoba. Por cierto, el estreno en Primera también le deparó una alegría: empate a un gol en San Mamés ante el Athletic de Bilbao.

Su siguiente equipo fue el Sporting de Gijón, con el que dirigió su primer partido oficial en  la jornada 10 de la Liga 12-13. Recibían en El Molinón al Almería y el resultado fue de 2-1 para los asturianos. Otro debut triunfante. Con el Granada también tuvo unos principios fantásticos, pese a que la situación de los nazaríes era más que dramática. Faltaban cuatro partidos para el final de la competición y el equipo arrastraba una desventaja de siete puntos con la zona de permanencia. Su primer partido fue en casa, ante el Atlético de Madrid, y concluyó con 0-0. Luego ganó los tres siguientes: Real Sociedad (0-3), Córdoba (2-0) y Getafe (1-2). Diez puntos de doce y alegría. “Si fue capaz de hacerlo en Granada, ¿por qué no en Córdoba?”, dijo Luis Oliver en su presentación oficial.

Tres equipos, tres estrenos: dos victorias y un empate. Y ahí van dos estadísticas más. Sandoval se ha enfrentado cuatro veces como entrenador al Granada, todas ellas con el Rayo. Nunca perdió: dos victorias y dos empates. Y a Oltra se lo ha cruzado como adversario un par de veces en Segunda: en ambas le derrotó. El madrileño entrenaba al Sporting y el valenciano al Mallorca: 3-0 en El Molinón y 1-3 en el Iberostar. Seguro que el cordobesismo pensará que hay rachas que vale la pena mantener. Veremos el domingo.

Etiquetas
stats