La bofetada y sus secuelas

Muñoz, entre Vallejo y Blati en el Mallorca - Córdoba (3-0) en Son Moix | LOF

Vuelta a casa con dudas y problemas. La rotunda derrota del Córdoba en Mallorca por 3-0 ha supuesto un baño de dura realidad para los de Sandoval, que pagaron su desmoronamiento en la segunda parte con un resultado (3-0) que para el de Humanes fue “demasiado abultado”, aunque en su comparecencia en la sala de prensa no pudo obviar que el cuadro bermellón había sido “justo vencedor”. La bofetada a la escuadra blanquiverde en Son Moix deja secuelas. En los próximos días, el plantel abordará la preparación de su partido 14 en la Liga 1/2/3, en la que no consiguen convertir sus progresos en un billete de salida del sótano de la tabla. Llegará a El Arcángel un reverdecido Cádiz. Poca broma.

El Córdoba, que retoma en la tarde de este lunes los entrenamientos con una sesión a puerta cerrada en El Arcángel, está pendiente del diagnóstico médico de la lesión de Luis Muñoz, que abandonó dolorido el estadio isleño. En un intento de remate, el central malagueño tuvo un choque con el central cordobés Raíllo. Según la primera valoración de los servicios médicos cordobesistas, el defensa cedido por el Málaga sufre “una fuerte contusión en el empeine y el tobillo”. Una exploración más minuciosa arrojará luz sobre el porvenir inmediato de Luis Muñoz, que se ha hecho con un puesto en el centro de la defensa por sus notables actuaciones en los últimos encuentros.

La retaguardia blanquiverde está bajo amenaza. Además de la lesión de Muñoz, el Córdoba tendrá que lidiar con una situación más que delicada: tiene apercibidos de suspensión al lateral derecho Fernández y a los centrales Aythami Artiles y Álex Quintanilla. El cordobés y el canario vieron amarilla en Mallorca y se suman a un grupo en el que están además Franck Bambock y Federico Piovaccari. El delantero italiano cumplió este fin de semana su partido de sanción por la expulsión ante el Extremadura y volverá a estar disponible para Sandoval.

La derrota en Mallorca cerró el mejor periodo del Córdoba en esta temporada: tres partidos sin perder en Liga. Los blanquiverdes permanecen en la zona de descenso, de la que no se han movido desde la jornada segunda. El equilibrio en la Segunda División hace que las distancias no parezcan insalvables. La permanencia está a dos puntos de los de Sandoval, un entrenador que volverá a agitar la coctelera en el próximo partido.

Etiquetas
stats