‘Bebé’ y Solano, con la Liga a sus pies

La plantilla del Movistar Inter celebra su título liguero | LNFS

El fútbol sala de la provincia goza de una excelente salud. No es un hecho novedoso, pero sí cada vez más indiscutible. Córdoba tiene jugadores de primer nivel, como dan buena muestra no pocos de un tiempo a esta parte. Dos de ellos vuelven a levantar un título y lo hacen ante otro. Rafael García Bebé y Francisco Javier Solano tienen la Liga a sus pies. Los dos se proclamaron campeones la noche del martes tras una vibrante final que no sólo necesitó de un quinto partido sino de una tanda de penaltis en éste. Los cordobeses se hicieron con el título con la elástica del Movistar Inter al superar no sin esfuerzo al Barcelona Lassa, conjunto en el que milita el prieguense Rafa López. De esta forma, añaden otro trofeo a su hoja de servicios.

Los tres futbolistas naturales de Córdoba -provincia- encararon la final del play off por el título con la ilusión por bandera. El Movistar Inter comenzó a acariciar la copa que le acreditaba como campeón de Liga tras los dos primeros encuentros del duelo con el Barcelona Lassa. En ambos se impuso por 4-2 en el Pabellón Jorge Garbajosa. Sin embargo, el conjunto catalán todavía no había pronunciado su última palabra. En el tercer partido se impuso por 3-2 y en el cuarto fue capaz de llevar la ronda decisiva por el campeonato al último choque. Empató a tres y ganó en los penaltis. Todo quedaba por decidir en una contienda que de nuevo se disputó en Torrejón de Ardoz.

Tenía el Barcelona Lassa la ocasión de hacer historia y quería aprovecharla. Nunca antes un equipo fue capaz de remontar un 2-0 en la final por el título y los blaugranas estaban muy cerca. El deseo se tradujo en un gol de Dyego a los diez de juego en el Pabellón Jorge Garbajosa. A partir de ahí, y sobre todo en la segunda parte del partido definitivo, el Movistar Inter castigó la portería defendida por Paco Sedano, que fue un muro infranqueable. Hasta el 36, cuando Elisandro devolvió el equilibrio al tanteador. Faltaban cuatro minutos y podía suceder cualquier cosa. Y ahí apareció Rafa López, que pudo hacer campeón al cuadro catalán a falta de un puñado de segundos para la conclusión. Se topó con Herrero.

Con el empate a uno inamovible hubo que acudir a la prórroga, en la que Bebé tuvo la oportunidad de hacer el 2-1 para su equipo. Pero a los madrileños se les resistía el tanto. De nuevo era necesaria una tanda de penaltis, en la que el Movistar Inter estuvo más acertado. Los madrileños anotaron sus tres lanzamientos y el Barcelona Lassa se quedó a las puertas de la historia debido al fallo de Sergio Lozano en segundo de los disparos blaugranas. De esta forma, tanto Rafael García como Solano, que tuvieron bastante participación en la final en general y en el quinto partido en particular, alzaron el trofeo para el campeón de Liga. Es el quinto consecutivo que alcanza su equipo, por cierto.

Etiquetas
stats