Un nuevo desafío para Deza CBM e Itea Córdoba

Derbi entre el Deza CBM y el ITEA Córdoba

Una reestructuración muy polémica que llega en un momento complicado para los dos equipos cordobeses de esta disciplina a nivel femenino. Tanto Deza CBM como Itea Córdoba querían la temporada pasada seguir siendo referentes dentro de este deporte en territorio califal, pero la Real Federación Española de Balonmano decidió reconfigurar las divisiones, haciendo que la salvación en la segunda máxima categoría fuese muy complicada. Por ello, ambos equipos bajaron hasta la tercera división debido a la creación de la División de Honor de Oro Femenina, aunque, según ha explicado el órgano federativo, es posible, incluso, ascender a la Liga Guerreras Iberdrola directamente sin pasar por esta nueva categoría.

Primeramente, los dos equipos cordobeses disputarán un formato de liga regular por grupos donde todos los planteles participantes se dividirán en cuatro grupos de 14 equipos cada uno -dos más que la pasada temporada-. Las plantillas de cada grupo se enfrentarán entre sí en un formato de liga de todos contra todos a doble vuelta. Se clasificarán para la segunda fase los dos primeros clasificados de cada uno de los cuatro grupos, es decir, un total de ocho escuadras. Una vez definidos los clubes, se enfrentan, a doble vuelta, un primer y segundo clasificado de la primera fase en busca de acceder al Grupo de Ascenso.

Tras estas eliminatorias, viene la parte que le puede llegar a interesar a las entidades más potentes dentro de esta categoría. El Grupo de Ascenso lo forman cuatro equipos que se enfrentan entre sí en un sistema liguero a una sola vuelta y el que consiga quedar en primer lugar podrá disputar la Fase de Ascenso de la División de Honor Oro Femenina, es decir, luchar por promocionar a la Liga Guerreras Iberdrola en un nuevo formato de liga a una sola vuelta en el que se enfrentarán al segundo, tercer y cuarto clasificado del apartado regular de la segunda máxima categoría de este deporte a nivel nacional. Por tanto, en la División de Honor Plata Femenina ascienden de división los dos primeros clasificados del Grupo de Ascenso, aunque en el caso de que el campeón del mismo ascienda a la Liga Guerreras Iberdrola por vencer posteriormente en el Grupo de Ascenso de División de Honor Oro Femenina, su plaza sería ocupada por el tercero, mientras que descienden al Campeonato Estatal de Primera División Femenina los dos últimos clasificados de cada uno de los cuatro grupos de la primera fase.

Por su parte y en lo que respecta a los diferentes equipos emplazados en sus divisiones del balonmano nacional, el Ángel Ximénez de Puente Genil comenzará una nueva participación en la Liga Sacyr Asobal el próximo 3 de septiembre, mientras que el Deza CBM y el Itea Córdoba harán lo propio el 1 de octubre. Mientras tanto, el Cajasur CBM, La Salle, el Palma del Río y BM Pozoblanco darán su particular pistoletazo de salida el 17 de septiembre en Primera Nacional.

Etiquetas
stats