Baloncesto
Sensaciones dispares para el baloncesto cordobés

Lance de un encuentro del UCB Camper Eurogaza

Temporada de contrastes la que están viviendo los clubes cordobeses en el mundo del baloncesto. Tras un ajetreado verano marcado por las inscripciones y por llamativos proyectos, finalmente, tan solo el UCB Camper Eurogaza y el Milar Córdoba pudieron saltar a canchas a nivel nacional. Por otro lado, en la N1 quedaron un total de nueve clubes, repartidos entre seis masculinos (Peñarroya, Maristas Córdoba, Coto Córdoba CB, Codimar Basket Genil, Montilla y Cabra) y tres femeninos (Club Adeba, UCB Camper Eurogaza y Maristas Córdoba).

Valentín Burgos: "Mi sueño era jugar en Europa"

Valentín Burgos: "Mi sueño era jugar en Europa"

Así, la temporada dio pistoletazo de salida, con suerte dispar para los dos máximos representantes de la provincia en el baloncesto nacional. Por un lado, el UCB Camper Eurogaza se hizo fuerte en el IDM Valdeolleros y, tras vencer sus primeras tres jornadas como local, la ilusión comenzó a apoderarse de toda la entidad deportiva. El equipo cordobés funcionaba, se gustaba y creía, y eso le llevó a ocupar la parte alta de la clasificación del Grupo D de Liga EBA. Así, al término de las primeras nueve jornadas de competición, el UCB se posiciona en una meritoria cuarta plaza, con seis victorias y tres derrotas, aunque los cordobeses aún deben de jugar ante el líder, el Colegio El Pinar, que tendrá lugar en la próxima jornada once, fechada para la segunda semana de enero. Pese a ello, magnífica temporada la firmada por los hombres de Rafa Gomáriz.

Por otro lado, la nota negativa, al menos hasta el momento, la aporta el Milar Córdoba. Tras ascender a la Liga Femenina Challenge tras permutar la plaza con el Ramón y Cajal, el club cordobés partía con la ambición de realizar una buena temporada en un exigente campeonato. Pese a comenzar con derrota, el club cordobés dejó buena muestra de su competitividad, hecho que se refrendaría en la segunda jornada al imponerse como local ante el Al-Qázares de Extremadura. La victoria insufló fuerzas a las pupilas de Mireia Capdevila que, pese a caer en el tercer duelo, volvería a vencer en su vuelta al Colegio Cervantes, esta vez ante el Melilla. A la postre, esta resultaría la última victoria de las cordobesas, que entrarían tras ello en una espiral de malos resultados que ya asciende hasta las once derrotas consecutivas, quedando así relegadas hasta la última plaza de la categoría, aunque a tan solo dos victorias de alcanzar las posiciones de salvación al término de la primera vuelta de competición.

En lo referido a la N1 masculina, el nutrido número de equipos cordobeses que copan el Grupo B siguen peleando por sus objetivos. Por un lado, Climanavas Agrometal Peñarroya y Maristas Córdoa se destacan en la parte alta de la tabla, ocupando el cuarto y el quinto lugar momentáneamente, aunque la desigualdad de partidos disputados hasta el momento altera la clasificación. En la parte baja de la tabla, hasta cuatro equipos pugnan por evitar las plazas de descenso. Coto Córdoba CB y Codimar Basket Genil parten con ventaja gracias a sus cuatro victorias, mientras que el CB Montilla, con una, y el CDB Cabra, sin victorias hasta el momento, cierran la tabla clasificatoria.

Por último, en la N1 femenina, la suerte para los tres equipos cordobeses que disputan el Grupo B vuelve a ser dispar, siguiendo la tónica general. Así, en el apartado positivo, el Club Adeba se posiciona en la mitad alta de la tabla, asentado en un sólido cuarto lugar gracias a sus cinco victorias y tan solo tres derrotas. Pese a ello, tanto el UCB Camper Eurogaza, en séptima posición, como Maristas Córdoba, en última posición, preocupan en lo referido al descenso. Sin embargo, aún queda mucha competición por delante, y los objetivos, para todos los equipos, siguen estando al alcance de la mano.

Etiquetas
stats