Los árbitros sacan tarjeta de felicitación

Carlos Gonzalo, presentador del acto, junto a Matías Caballero y Pedro Benítez.

La fiesta de los árbitros ha convertido en tradición lo que debe ser un ejemplo. Los jueces premiaron a quienes se lo ponen fácil para que el juego se ciña precisamente a eso, sin alteraciones del orden más allá de las normales en un escenario en el que se compite. La delegación cordobesa del Comité Técnico de Árbitros de Andalucía (CTA), que preside Pedro Benítez, ha convertido esta cita en un referente en su lucha por promover el juego limpio en los campos. Durante la gala anual de este colectivo tuvo lugar, además, un emocionante homenaje a José Manuel Matías Caballero por su trayectoria profesional como árbitro asistente al máximo nivel, con más de 250 partidos en Primera División. También reconocieron sus compañeros el éxito de Carlos Bustos, que logró el ascenso a la Liga Nacional de fútbol sala.

Los colegiados cordobeses fueron los que emitieron su veredicto en la elección de los ganadores del Trofeo Ernesto Crespo, unos premios a la deportividad instaurados por el CTA en memoria del que fue su delegado. En la sexta edición, los clubes galardonados fueron el Club Deportivo Fútbol Base Egabrense en fútbol y el Guadalcázar en fútbol sala. En las instalaciones de La Bodega se hizo entrega de los trofeos a quienes se destacados por su fair play durante la temporada, tras el recuento de votos emitidos por los propios árbitros.

Estos galardones fueron instituidos en 2014 y el primer vencedor fue el Lucena CF. Desde el año siguiente se añadió al club de fútbol sala más destacado por su comportamiento en la competición. En 2015, el Club Deportivo Juanín y Diego fue distinguido en fútbol, mientras que el Menciana fue el primero que inscribió su nombre en el historial de estos premios en la modalidad de fútbol sala. En 2016, el Córdoba CF y el Boca Juniors de Priego fueron los más deportivos del curso; en la de 2017, los número uno en el fair play fueron el Club Deportivo Paco Pradas y el Monteros FS de Lucena, mientras que en 2018 alcanzaron este reconocimiento el CDF Paquillo Moreno y el Turismo Carcabuey.

Dentro de las estrategias para fomentar la deportividad y erradicar los comportamientos violentos de los campos de fútbol, en las que el Colegio de Árbitros actúa de manera conjunta con instituciones y federaciones, los Premios Ernesto Crespo suponen una actuación pionera.

Etiquetas
stats