Andrés Martín ya es del Rayo Vallecano

Andrés Martín celebra un gol con el Córdoba ante Las Palmas | ÁLEX GALLEGOS

Andrés Martín jugará en el Rayo Vallecano, tras cerrarse oficialmente una operación que se complicó en los últimos días pero que se desató finalmente. El club madrileño ha sido el club que finalmente ha salido vencedor de la pugna entre varios pretendientes por lograr los servicios del prometedor delantero, que el mes que viene cumplirá 20 años. Veintinueve partidos, seis goles y cuatro asistencias en su primera temporada en Segunda División convirtieron al joven blanquiverde en una pieza codiciada en el escaparate. "El Córdoba no puede más que agradecerle al joven delantero su entrega, su compromiso y su profesionalidad defendiendo la blanquiverde, siendo un ejemplo para cuantos canteranos quieran llegar al primer equipo", afirma la entidad cordobesista en un comunicado.

El acuerdo se ha oficializado hoy y contempla el abono de una cantidad de 2'5 millones de euros al Córdoba, que percibirá un plus por objetivos del jugador y además mantendrá un 15% de su propiedad en el caso de una futura venta. El acuerdo será por cinco temporadas con la entidad rayista.

La operación estuvo a punto de frustrarse en los últimos días, ya que una propuesta del Deportivo de La Coruña -condicionada al ascenso de los gallegos a Primera, que finalmente no se produjo tras perder por 3-0 en Mallorca- hizo que el futbolista -y su agencia de representación- se mantuvieran desaparecidos hasta que se produjo el desenlace de la final del play off, dejando sin respuesta a un Rayo Vallecano con el que ya estaba pactado el pase y la documentación intercambiada. Esa circunstancia provocó el enojo del técnico del Rayo, Paco Jémez, quien expresó públicamente su parecer sobre la actitud de representantes y futbolista en los pasos finales del acuerdo. "Si yo fuera el presidente del Rayo, hubiera retirado la oferta", dijo tajantemente el excordobesista. Finalmente, todo se recondujo y Andrés vestirá la camiseta de la franja en la Liga 1/2/3.

Andrés se incorporó como juvenil al Córdoba procedente del Antequera y progresó hasta el primer equipo en tiempos complejos: padeció un descenso con el filial a Tercera y otro con el primer equipo a Segunda B en los dos últimos cursos, en los que se ha endurecido notablemente. El jugador, con contrato en vigor hasta 2022, había sido tasado por el Córdoba en un mínimo de tres millones de euros, aunque ninguno de los clubes que se interesaron por él llegó a ofertar esa cantidad. El Sevilla presentó una operación por 1’5 millones que podría llegar a 2 sumando algunas variables. Sin embargo, su filial está en Segunda B, por lo que las vías de progreso deportivo del futbolista -que pasan por jugar como mínimo en Segunda- serían más complicadas. Ahí estuvieron también los casos del Real Madrid y el Barcelona, que se interesaron por Andrés para incorporarle a sus conjuntos filiales. En medio de este escenario apareció la propuesta del Rayo Vallecano, recién descendido de Primera y con un excordobesista como Paco Jémez al frente. Tanto económica como deportivamente, el futuro en Vallecas sedujo al futbolista.

La irrupción -con posterior consagración y venta- de Andrés Martín (Aguadulce, Sevilla, 1999) -conocido en sus inicios como Andresito- ha supuesto una de las mejores noticias en el Córdoba desde hace tiempo. Con 19 años, recién salido de los juveniles, encontró en la desquiciante realidad del club un espacio para asomar sus cualidades. Sandoval se enamoró de él desde el principio. En pretemporada ya intervino con asiduidad y marcó goles. Dadas las carencias, todo apuntaba a que iba a disponer de cancha. Y así fue. Debutó ante el Alcorcón (0-0) en la jornada cuarta y tres días después, en la Copa, marcó su primer gol en El Arcángel frente al Nástic (2-0). El técnico de Humanes sorprendió dándole la titularidad en La Rosaleda ante el Málaga (3-0), donde actuó el partido completo. Después de eso se convirtió en un revulsivo desde el banquillo.

Su gol en los últimos minutos ante el Deportivo de La Coruña en El Arcángel (1-1) evitó la destitución del técnico que le dio la alternativa. Después, cuando Sandoval salió, todos los técnicos que le sucedieron le colocaron la etiqueta de imprescindible. Tanto Curro Torres como Rafa Navarro le tuvieron en un lugar primordial en sus planes, que resultaron un fiasco en lo colectivo pero que trajeron al sevillano un éxito individual. Andrés, que puede actuar como extremo y delantero centro, estaba vinculado con el Córdoba hasta 2022. Ahora su futuro está en el Rayo Vallecano.

Etiquetas
stats