Otro agujero en la trinchera: se cae Héctor Rodas

Héctor Rodas, en el Bilbao Athletic-Córdoba | LOF
El central valenciano será baja por sanción ante el Numancia y Oltra tendrá que retocar de nuevo la defensa | El Córdoba ha encajado goles en todos los partidos de la segunda vuelta

Al Córdoba le cascan goles invariablemente cada semana desde que arrancó la segunda vuelta. Uno, dos o tres. Lo de mantener la portería a cero quedó sepultado en el olvido, para desgracia de una formación que desconoce lo que es terminar imbatida un partido desde la jornada 21, cuando ganó por 0-1 al Almería en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Desde entonces, al muro que un día fue la retaguardia blanquiverde se le han abierto grietas. Lesiones, sanciones, desgaste... La vulnerabilidad fue creciendo. El último cambio de sistema, con tres jugadores atrás -Deivid, Stanke y Rodas- y dos carrileros -Abel Moreno y Pedro Ríos- no sirvió para reparar la avería. Al Córdoba le hacen demasiados goles y Oltra se retuerce los sesos buscando fórmulas que le permitan frenar la sangría. El próximo domingo, en el estadio Los Pajaritos de Soria, volverá a retocar la defensa por pura obligación: Héctor Rodas no podrá estar presente. El central levantino vio la décimosegunda tarjeta del curso y será baja por castigo del Comité de Competición por tercera vez en la temporada.

La ausencia de Héctor Rodas abre la puerta a jugadores que en las últimas jornadas han permanecido en segunda fila. Si Oltra decide seguir manteniendo los tres atrás y dos carrileras, el hueco que deja Rodas puede ser para Rafa Gálvez o Jonathan Bijimine. El cordobés ha ocupado ya la posición de central en algunos partidos, mientras que el congoleño también ha actuado en esa demarcación. También podría regresar Domingo Cisma, el principal sacrificado tras dejar el entrenador cordobesista la defensa con línea de cuatro. Si el valenciano se decanta por el regreso al dibujo táctico más común esta temporada, Stanke y Abel podrían ser los laterales, con Deivid y Gálvez en el centro de la zaga. En cualquier caso, al preparador del Córdoba le toca remover las piezas durante los próximos días. Este martes, la plantilla tiene jornada de descanso después de la recuperación del lunes.

Más allá de cambios de sistema, el Córdoba se enfrenta a una situación compleja en lo anímico. Es el equipo que peor dinámica lleva dentro del grupo de aspirantes al ascenso. Que, por cierto, ha ido creciendo al sumar los de atrás y ceder los de arriba. Cuando se enfila el tercio final y se avecinan las decisivas últimas diez jornadas, la clasificación va tomando el clásico aspecto caótico de la categoría. Cualquier desenlace es posible. El Córdoba, con veintidós jornadas consecutivas dentro de los seis primeros y quince en puesto de ascenso directo, se mantiene a tres puntos de la segunda plaza... pero tiene a uno de distancia a quienes le persiguen por detrás. La salida del sexteto cabeceo es una amenaza real en Soria, donde el Córdoba tendrá que apañárselas sin uno de sus referentes defensivos, Rodas, y con urgencias por recuperar el crédito dilapidado en una delirante segunda vuelta.

Etiquetas
stats