Un mismo pintor en Rocroi, Annual y Afganistán

La Patrulla, de Ferrer-Dalmau.
El oratorio de San Felipe Neri acoge una muestra de pinturas y reproducciones de Ferrer-Dalmau, especialista en el mundo castrense

En verano de 2012 el pintor catalán Augusto Ferrer-Dalmau Nieto viajó a Afganistán donde estuvo 11 días con las tropas españolas destinadas en Qala i Naw. Allí tomó notas, hizo bocetos y dibujó a vuelapluma retratos, escenas y situaciones con las que los soldados se topaban a diario. Como resultado, el creador pintó La Patrulla, un enorme cuadro hiperrealista en el que aparecen cinco militares con uniforme de combate alejándose de una aldea a los pies de las montañas afganas.

Una reproducción de esta obra puede verse hasta el ocho de junio en el oratorio San Felipe Neri en la muestra Historia, Arte y Milicia, organizada por el Círculo de Amigos de las Fuerzas Armadas y la Brigada de Infantería Guzmán El Bueno X. La exposición se compone de otras reproducciones de obras del pintor, junto algunos óleos originales y uniformes de distintas épocas del Ejército.

Ferrer-Dalmau (Barcelona, 1964) es un pintor especializado en temática militar, la cual aborda desde un estilo hiperrealista, hiperclásico e hipercostumbrista. Desde la batalla de Rocroi a la defensa numantina de Agustina de Aragón, el pintor no ceja en su empeño de retratar escenas de heroísmo, gallardía y nobleza, que encajan perfectamente en la iconografía tradicional y ortodoxa castrense. Así, matanzas como las de la batalla de Annual, en la que los soldados de reemplazo españoles fueron masacrados a cuchillo a manos de los rifeños de Marruecos, se resume en la imagen del teniente coronel Fernando Primo de Rivera cargando a caballo -antes de morir- protegiendo la retirada de los peninsulares.

Etiquetas
stats