Restaurada la Puerta de la Concepción Antigua que Almanzor abrió en la Mezquita

Autoridades ante la restaurada Puerta de la Concepción Antigua en la Mezquita-Catedral.

El deán-presidente del Cabildo Catedral de Córdoba, Manuel Pérez Moya, ha presentado este viernes la restauración, ya culminada, de la Puerta de la Concepción Antigua de la Mezquita-Catedral, que ha llevado a cabo con recursos propios la institución capitular. La Puerta de la Concepción Antigua, ubicada en la fachada oriental de la Mezquita-Catedral, corresponde a la ampliación que ordenó realizar Almanzor y es la cuarta portada desde el ángulo Sur, estando abierta hasta 1568, año en que se clausuró para construir la capilla del Espíritu Santo.

El acto de presentación ha contado la asistencia del consejero del consejero de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Arturo Bernal; del alcalde de Córdoba, José María Bellido, y de otras autoridades civiles y militares de la provincia.

En este sentido, Pérez Moya, que ha estado acompañado por el canónigo obrero del Cabildo, Pedro Soldado Barrios, y de la restauradora responsable de esta intervención, Anabel Barrena Herrera, ha destacado, sobre la Mezquita-Catedral, que “nos encontramos ante un monumento irrepetible, que goza de una excelente salud gracias a que está perfectamente conservado”, siendo el Cabildo el que “asume la responsabilidad de velar por este bien, Patrimonio de la Humanidad”, y por ello “ha costeado íntegramente esta intervención”.

La Puerta de la Concepción Antigua es una de las siete puertas que decoran el lienzo oriental, de las cuales cinco fueron recompuestas por el arquitecto Velázquez Bosco en 1908. Todas se encontraban en un lamentable estado de conservación, manteniendo el vano de la puerta, tímpano adovelado, algunos restos de alfiz y parte de la ornamentación de los arcos ciegos y ventanas laterales.

Con 13 metros de altura y once de ancho, la puerta de la Concepción Antigua muestra un esquema tripartito que desde hoy ya se puede ver “en todo su esplendor, gracias a la apuesta del Cabildo Catedral de Córdoba en el mantenimiento del templo”, como ha asegurado Manuel Pérez Moya.

Por su parte, el canónigo Pedro Soldado ha querido agradecer a los arquitectos colaboradores, al personal técnico y al equipo de restauración este trabajo, que se inició en 2017 para determinar el grado de deterioro que sufría la portada para, posteriormente, redactar el proyecto de restauración. Dichos trabajos se iniciaron en el año 2020, pero a consecuencia del Covid-19 quedaron paralizados, retomándose en diciembre del 2021 y finalizando en noviembre de este año.

La intervención se ha orientado en primer lugar a la preservación de los materiales existentes y, en segundo lugar, al adecentamiento estético del mismo, siguiendo siempre la teoría de mínima intervención directa y máxima atención en los condicionantes extrínsecos de la obra, como principal criterio que debe regir la intervención sobre los bienes culturales, objeto de esta propuesta de intervención.

Deterioros

Por su parte, la restauradora Anabel Barrena ha explicado que la puerta presentaba un avanzado estado de deterioro, poniendo en peligro la conservación de los elementos decorativos de la misma. Los daños más significativos, según ha precisado, “eran diversos desprendimientos, pérdidas de material y desplacados, grietas y fisuras, arenización, biodeterioro, carbonataciones, humedad, reposiciones y ennegrecimiento generalizado”.

Gracias a la restauración efectuada, según ha resaltado, se han podido identificar los materiales existentes antes de la reconstrucción de Velázquez Bosco, y el resultado final es el que ya es visible desde este viernes, pues tras la presentación de la restauración se ha retirado la lona que cubría la Puerta de la Concepción Antigua, dándose a conocer el nuevo aspecto que presenta.

Etiquetas
stats