Luz Valdenebro: “Los guionistas no escriben sobre mujeres”

La actriz cordobesa justo antes de abrirse el telón el pasado sábado de En el estanque dorado en el Teatro Salón Cervantes de Alcalá de Henares. "Me parecía un sitio bonito"| LUZ VALDENEBRO

SelfieEn el estanque dorado, 

La actriz cordobesa, a quien hemos visto con Animalario o transformada en Sofía en la serie Gran Hotel, acepta nuestro selfie desde el escenario de la obra En el estanque dorado, dirigida por Magüi Mira

Gran HotelselfieEn el estanque dorado,

Luz suele expandir el significado de su nombre. Ya pueda estar bajo los focos del escenario o mientras se comía un bocadillo en la oscuridad de sus clases de Historia del Arte, carrera que compaginaba con la de Arte Dramático en Córdoba durante la segunda mitad de los noventa, la actriz cordobesa vive con entusiasmo todo lo que la vida le depara. Y en lo profesional sigue en racha: algo de cine, pero, sobre todo, teatro, series y TV movies. Lograr colarse en Animalario o compartir actualmente escena con dos pesos pesados como Héctor Alterio y Lola Herrera en la obra En el estanque dorado, de Ernest Thompson, dirigida por Magüi Mira y que pasará por el Gran Teatro en marzo, forman parte de sus credenciales.

En televisión la hemos visto recientemente transformada en una mujer encorsetada en la serie Gran Hotel y, tras su cierre, continua soñando con papeles protagonistas, más cine y ser dirigida por sus favoritos, Luz disfruta de una carrera sólida lograda gracias a ser una hormiguita y a gozar del aquí y el ahora de su profesión.

PREGUNTA. Cine televisión y teatro ¿a qué santos te encomiendas para gozar de un trabajo tan polifacético?

RESPUESTA. Jajajaaja. No soy yo muy de santos, la verdad. Me encomiendo más a eso de la semilla. Aunque como se está tratando al sector agrícola, más me valdría cambiar de táctica. Ya en serio, creo mucho en el esfuerzo del día a día y en el tesón. Pero en esta profesión no siempre se recogen los frutos de lo sembrado. Tengo amigos actores y actrices, que deberían tener unas sandías bien gordas en sus huertos y sin embargo malviven como pueden. En este oficio, a veces no se premia ni la profesionalidad ni el esfuerzo.

P.“El día que descubrí que en Córdoba había una escuela de Arte Dramático, nací como actriz” dices en tu web. Háblanos de tu formación.

R. Tú estabas presente en esos primeros momentos, ¿te acuerdas? Cuando estudiábamos juntas Historia del Arte, y yo aprovechaba la oscuridad de la clase de diapositivas para comerme un bocata. Venía de clase en Arte Dramático y no me daba tiempo a comer en condiciones. ¡Pero estaba feliz! Estaba estudiando lo que quería y me daba igual todo lo demás. Ni siquiera estaba cansada. La formación lo es todo. Es la base. Lo que te define como profesional. Ese cuento de “me vieron por la calle y me ofrecieron una película”, a veces pasa, pero no es lo normal. Para nada. Y si te pasa, aprovéchalo, pero sigue formándote.

P. Por fin empiezan a dar alegrías actores y actrices que han salido de esta Escuela (como Inma Cuesta, María Morales o tú misma), que durante muchos años apenas ha dado intérpretes de tanta proyección...

R. Me da muuuucha alegría cada vez que veo a Inma en un proyecto. Es un pedazo de actriz como la copa de un pino. Y de María Morales... ¡Qué te puedo decir que no haya dicho ya! Es como una hermana para mí, una de mis mejores amigas. Hemos formado parte de la misma compañía, Animalario, en uno de los mejores montajes teatrales que se han hecho en este país. Me sale una sonrisa cuando nos recuerdo a las tres, correteando por los pasillos de la ESAD, preparando cualquier escena para clase y soñando con poder dedicarnos a esto de manera profesional. ¡Y tenemos a más! Podemos ver a Marisol membrillo en la serie Sin Identidad y a Juan Carlos Villanueva en las películas de El Niño y La Isla Mínima. ¡Ahí es !

P. ¿Te apena que un actor andaluz no pueda desarrollar su carrera en su tierra?

R.Imagínate. Una de las cosas que más me gustan de esta profesión es el poder viajar y conocer lugares diferentes, pero ya me gustaría que en mi tierra se apostara por la industria audiovisual. Tenemos un material humano increíble. Actores, directores, técnicos. Tenemos una tierra hermosísima, extensa y necesitada de atención y proyectos. ¿Qué tiene que pasar para que los responsables se den cuenta e inviertan en algo que daría muchísimo trabajo y enriquecería nuestra identidad?

P. En marzo te veremos en Córdoba con En el estanque dorado de Ernest Thompson. ¿Es lo más ser hija de Lola Herrera y Héctor Alterio en las tablas?

Es lo más, de lo más de lo más... ¡jajajajajajaj! Siempre digo que me he tenido que portar muy bien para recibir este regalo. En mi vida me imaginé que podría estar un día en escena con Héctor a un lado y Lola al otro. A veces me encantaría ponerme una cámara en la cabeza para grabarlo todo y poder verlo luego en mi casa. Me han regalado un master de interpretación de un año y pico. ¡Estoy feliz!

P.¿Se te cae la baba viéndolos trabajar?

R. La baba y todo lo susceptible de poder caerse. Casi me caigo yo entera el primer día de ensayos cuando los tuve por fin delante.

P.¿Existe interpretación a cualquier edad o ese es un lujo al alcance de pocos?

R.Creo que cuanto más joven seas, más tiempo tienes para formarte. Sin duda eso es una ventaja. Pero nunca es tarde para seguir la llamada de tu pasión. Hay muchas personas que, por diferentes circunstancias, no pudieron dedicar se a esto. Por eso, si llega un momento en el que sí que puedes y quieres empezar a estudiar interpretación, hay que hacerlo. Poder vivir de ello, es otra cosa. Pero tampoco depende de la edad.

P. ¿Tan difícil es conseguir relaciones positivas, tal y como muestra esta historia?

R. Algunas son difíciles de conseguir. De eso es de lo que habla esta función. Hay personas que tienen una magnífica relación con su madre, pero no consiguen cruzar dos palabras sin discutir con su padre. Te puedes llevar a las mil maravillas con un hermano y de pena con otro. Es algo misterioso y caprichoso el mundo de las relaciones humanas. En esta función tratamos de ahondar en los canales afectivos entre las personas que nos rodean. En como tenemos que aprender día a día a escuchar, hacernos oír, perdonar, demandar, y trabajar constantemente los lazos de unión con los seres a los que queremos.

P. ¿Citarías a algún compañer@ más que te haya hecho crecer como actriz?

R. Todos y cada uno de los compañeros y compañeras con los que he trabajado me han aportado sabiduría y aprendizaje. Unos más que otros, pero siempre procuro aprender algo de cada uno de ellos.

P. Siguiendo con teatro, recuerdo que te tocó un papel muy físico en Urtain y que también te vimos en Marat-Sade ¿Animalario es otra historia?

R. Absolutamente. Pero también por una cuestión romántica. Yo me formé admirando a Animalario. A su manera de hacer y sentir el teatro. A sus actores. Y de pronto un día, Andrés Lima me llama y me dice que si quiero formar parte de Marat-Sade. Según colgué, me puse a llorar como una descosía... Ahora, esas personas a las que tanto admiraba ¡serían mis compañeros! Animalario ha marcado la historia de la interpretación de este país. Y yo tuve el privilegio de aportar junto a ellos mi pequeño grano de arena.

P. En la pequeña pantalla hiciste recientemente de Sofía Alarcón en Gran Hotel (A3) ¿ha sido un alivio liberarse del corsé?

R. ¡Ni te lo imaginas! No entiendo como las mujeres de esa época podían vivir con semejante arma de tortura. Bueno... Tenía su explicación. Así las tenían atontadas, anuladas y calladitas. A más de uno le gustaría traerlos de vuelta hoy en día.

P. También en televisión te vimos como Isabel Pantoja en la miniserie sobre Paquirri (T5) ¿Se te ha pasado por la cabeza que podrían ofrecerte el papel de Pantoja presidiaria en un futuro próximo? ¿Lo aceptarías?

R. ¡Dios! Espero que no se les ocurra, Jajaajaja. Independientemente de lo que opine sobre el tema, que me lo guardo, no soy muy amiga de repetir personajes. Hice de Isabel Pantoja. Fué un reto y lo pasé muy bien. Ahora a otra cosa, mariposa.

P.¿Sueñas con un papel protagonista?

R.Yo y tod@s los actores. Quien diga que no....

P. ¿Suelen permitirte dejar tu acento andaluz en tus personajes?

R. Hace años parecía que daba alergia el acento andaluz en televisión. Los actores andaluces, teníamos que ocultar prácticamente que éramos del sur cuando íbamos a un casting. Directamente pensaban que no íbamos a ser capaces de castellanizar. Afortunadamente, llego al panorama Benito Zambrano con Solas o Padre Coraje y a todo el mundo se les cayeron los palos del sombrajo... Empezaron a fijarse en las interpretaciones por encima de los acentos. Eso sí, es necesario trabajar el castellano hasta la saciedad. Así podemos contar con los dos acentos y enriquecer nuestro trabajo.

P. Decía Bette Davis que los guionistas no escriben sobre mujeres ¿Lo compartes?

R. Lo comparto, lo afirmo, lo veo y lo sufro. Y me cabreo sobremanera con este tema.

P. ¿Existe tanto machismo en el mundo de la interpretación como en el resto de los mundos?

R. Más. Sólo voy a poner un ejemplo. Un actor que cumple años, es un madurito interesante. Una actriz que cumple años, es la que va a escuchar demasiadas veces: “ay, es que necesitamos a alguien más joven. Lo sentimos...”

P. ¿La peli española de 2014? ¿Y la obra de teatro?

R. Venga, me voy a mojar: película, La Isla Mínima y en teatro FeelGood.

P. ¿Con qué directores españoles, de cine, teatro y TV, te apetecería trabajar?

R. Carlos Sedes, Isabel Coixet, Alberto Rodríguez, Silvia Quer, Iciar Bollain, Juan Cavestany, David Serrano, Pablo Messiez, Fernanda Orazzi.... ¿Sigo?

P. Si pudieras diseñar tu futuro profesional a medio plazo, ¿te gustaría seguir compaginando interpretación en los tres medios?

R. ¡Claro que sí! Pero sobre todo, no quiero que me falte el teatro. Estoy como loca por hacer cine porque casi no lo he catado, pero el teatro es sagrado.

P. ¿Córdoba es un buen sitio para volver?

R. A Córdoba, ES necesario volver. Al menos para mí. Quien me conoce, lo sabe...

Etiquetas
stats