Jóvenes de cinco naciones recuperan Medina Azahara

Alumnos participantes en el taller de recuperación de Medina Azahara. | TOINI BLANCO
Arranca la novena edición del campo de trabajo en el que 29 chicos de España, Alemania, Rusia, Francia y Turquía colaboran en la excavación y conservación de materiales del yacimiento

Desde hace casi una década jóvenes de distintos países se han acercado a Medina Azahara, uno de los principales yacimientos arqueológicos medievales de Europa para conocer y colaborar en las labores de recuperación y mantenimiento de este inmenso edificio de gobierno y residencia de Abderramán III, el primer califa omeya. 29 participan en Medina Azahara, mientras que otros 25 lo harán a partir del 27 de julio en el taller Intervención en el Parque Arqueológico de Torreparedones y otros 20 comenzarán el próximo 21 de julio en Montoro en el campo Arqueología y archivos antiguos: Aventura de la Historia. En toda Andalucía participarán 456 jóvenes en las 19 actividades organizadas en el ámbito regional.

Durante el transcurso de estas actividades, un grupo de jóvenes de diferentes procedencias, de forma voluntaria y desinteresada, se comprometen a desarrollar un trabajo que revierte en beneficio de la comunidad o localidad donde se celebra el Campo de Trabajo. Así, en los campos, las personas voluntarias participan durante dos semanas en una serie de acciones principales, vinculadas directamente con la modalidad del mismo, así como en un programa de actividades lúdicas, recreativas, deportivas o socioculturales.

Hasta el próximo 28 de julio, los jóvenes de Andalucía, Extremadura, País Vasco, Galicia, Alemania, Turquía, Rusia y Francia realizarán trabajos de puesta en valor del material decorativo califal y otros materiales arqueológicos: limpieza, ordenación y Siglado; labores de apoyo a los trabajos previstos en el proyecto de investigación y reubicación de estos materiales en diferentes emplazamientos del yacimiento; recorrido por los diferentes departamentos del Conjunto Arqueológico para conocer el trabajo interno y los pasos que se desarrollan para su recuperación y conservación.

Además, se desarrollarán actividades complementarias sobre Al-Andalus, la Córdoba musulmana y sobre Madinat al-Zahra. Asimismo, este campo de trabajo también prevé el desarrollo de excursiones y visitas al entorno de Medina, talleres de teatro y expresión artística relacionados con el conjunto arqueológico, actividades socioculturales y recreativas.

En cuanto a los datos arqueológicos, el director del yacimiento, Pepe Escudero, ha destacado que este año el campo se centra en la recogida de un material clave que es el ataurique. Según explica Escudero, “el ataurique es la palabra con la que nosotros llamamos a los fragmentos de esa decoración arquitectónica labrada en piedra que decoraban los edificios más importantes de Medina Azahara”. Pepe Escudero ha destacado que el volumen de material es inmenso y que se trata de un material único.

En este sentido, Escudero ha querido destacar que “en este proyecto existe un beneficio mutuo porque los participantes tienen un conocimiento más preciso de Medina y el conjunto arqueológico por su parte aprovecha su trabajo para avanzar en las líneas de actuación de la institución”. Por último, el director del conjunto ha apuntado que la recogida, limpieza, clasificación, el siglado y el inventario del material es fundamental y que éste es el trabajo que están haciendo los participantes, sobre un material que ya se recogió en años anteriores y que ahora hay que trasladarlo a los almacenes del museo.

Según ha explicado y el coordinador provincial del IAJ, Alberto Mayoral, “el Programa de Campos de Trabajo en Andalucía 2014, al que los jóvenes han accedido sin coste alguno, constituye una forma particular de voluntariado y un medio ideal para fomentar valores de convivencia, tolerancia, solidaridad o aprendizaje intercultural”. Mayoral ha destacado además, que Córdoba cuenta este año con un campo de trabajo más que en la pasada edición.

Etiquetas
stats