Interrogantes sobre la nueva vida de Córdoba Ciudad Cultural

FOTO: MADERO CUBERO
La oposición expresa sus dudas sobre la viabilidad de los ambiciosos proyectos expositivos de la Fundación

Todo indicaba que entraban para liquidar el organismo. Los patronos de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural no se reunían desde hacía casi un año y la mayoría no tenía los puntos del día. Aunque muchos lo daban por hecho: la entidad nacida del batacazo de la candidatura a la capitalidad cultural de 2016 llegaba a su fin; se pagarían las facturas pendientes y a otra cosa. Porque todo hacía pensar así. Del anterior encuentro, en enero, se salió con una declaración de principios en forma de decálogo y con la firme decisión de conseguir que la colección Circa XX, de Pilar Citoler, se asentase en Córdoba. De lo primero nunca más se supo y cada día que pasa Circa XX está más cerca de quedarse en Zaragoza.

Todo era raro ayer en el Ayuntamiento. Los patronos del Ayuntamiento, la Junta, la Diputación, Cajasur y la universidad volvían a verse las caras. Estaban todos, pero también faltaban. Como por ejemplo el concejal de Cultura del Consistorio, Juan Miguel Moreno Calderón, que a pesar de no ser patrono, había sido invitado en la última reunión por su papel principal en la gestión cultural de la ciudad. Esta vez nadie le advirtió de la convocatoria ni de lo que se iba a tratar.

Y aunque nadie lo sabía -a excepción del alcalde, José Antonio Nieto, y su círculo más próximo- la excusa para encerrarse ayer en un salón no era cualquier cosa. No solo no se iba a liquidar la Fundación, sino que se le iba a insuflar nueva vida con un impulso que dejó a todos asombrados. Con las conclusiones de la última reunión de enero olvidadas, el regidor propuso tres magnas exposiciones para 2013, 2014 y 2015. Cada una de ellas dedicada a una de las tres religiones monoteístas que cohabitaron en Córdoba durante la Edad Media: cristianos, árabes y hebreos.

La primera de las exposiciones, dedicada al mundo católico, ya está avanzada. Fuentes municipales explican que se va aprovechar el trabajo hecho por la Iglesia en su idea de organizar una importante muestra dedicada al obispo Osio. Las mismas fuentes desgranan que la intención del alcalde es que la exposición -que podría celebrarse en la Mezquita- abriese sus puertas en octubre. Eso marca unos plazos muy ajustados para el Consistorio. Máxime cuando el presupuesto de la muestra se calcula en más de 2,5 millones de euros. Un dinero que se aportaría, en buena parte, de las arcas públicas, ahora.

La oposición se muestra muy prudente. Creen ver mucha improvisación en la última salida de Alcaldía y encuentran varios problemas. “El principal es el de la financiación”, reconoce el portavoz de IU, Francisco Tejada, “porque las cuentas están como están y las cantidad que deberían aportar los patronos, si se hace un reparto equitativo, supera el medio millón de euros”. Tejada estuvo ayer presente en la reunión y no confía en una de las fórmulas planteadas, como el de un crédito de Cajasur -“que no deja de ser deuda para el Ayuntamiento, algo que no puede ocurrir”- o una ayuda de la Junta -“que tampoco puede endeudarse”-. Y la posibilidad de que las cuentas cuadres por medio del cobro de entradas tampoco convence al edil.

Entonces, ¿qué tenemos? “Humo”, responde una fuente del Ayuntamiento. El plan, que no cuenta ni con presupuesto cerrado para las tres exposiciones ni un calendario fijado ni una concepción elaborada (aunque se habla de que la exposición dedicada al mundo árabe pudiera ser una redición de la última gran exposición dedicada a los Omeyas en 2001) despierta más desconfianza que otra cosa.

Por último, la oposición no deja de expresar su sorpresa al ver que el plan Córdoba Reinicia, elaborado por un comité a instancias de la propia Fundación tras el varapalo de 2016 se recupere ahora. “Aquel plan se metió en un cajón en septiembre de 2011”, señala la fuente municipal, “y luego se sacó el decálogo en enero de este año. Ahora ya no se habla del decálogo y recuperamos Córdoba Reinicia”. Una observación muy parecida le hizo Tejada ayer al alcalde. “Mucha improvisación es lo que veo”, opina Tejada.

Etiquetas
stats