El Festival de la Guitarra gana 6.000 espectadores este año, pero sigue lejos de los datos prepandemia

El Gran Teatro, lleno en 'Alma', de Sara Baras.

El Festival de la Guitarra de Córdoba ha cerrado su edición número 41 con un aumento de espectadores frente al año anterior. Concretamente, se han vendido 15.150 entradas para los conciertos de este año, frente a las 9.100 del año 2021, en el que, cabe apuntar, aún había restricciones leves por el Covid-19.

El aumento ha sido significativo en comparación: casi 6.000 espectadores más, un aumento del 66%. No obstante, los datos no son tan positivos si se miran los datos antes de la pandemia. Por ejemplo, el festival de 2019 congregó a 24.618 espectadores, 9.400 más que la actual edición.

Son los datos del balance hecho este martes por la presidenta y el gerente del Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) de Córdoba, Marian Aguilar y Juan Carlos Limia, quienes han destacado la calidad de la programación y la vuelta de la actividad académica tras dos años en blanco como los principales hitos de la 41 edición.

El Gran Teatro, mejor media de ocupación

Por escenarios, el Gran Teatro ha sido el que ha tenido mejores datos de ocupación, con una media del 70% en sus ocho propuestas, y llenos del 100% para los espectáculos de Sara Baras, Coque Malla y Guitarricadelafuente, del 90% para Juan Perro, y del 75% para Al Di Meola.

En cuanto al Teatro Góngora, donde se pueden ver las propuestas más vanguardistas y elitistas, la media de venta de entradas ha sido del 37%. En cuando al Teatro de La Axerquía, la media ha sido del 65%, una ocupación que sigue sin saciar las expectativas del festival, aunque mejora 12 puntos respecto al año 2021.

En este ámbito, Limia ha mostrado su sorpresa ante la incapacidad para mejorar la entrada en los dos conciertos programados pensando en el público juvenil (Califato 3/4 y Tanxugueiras y La M.O.D.A. y Muchachito), así como para lograr un lleno por parte de un artista consagrado e internacional como es Andrés Calamaro, que la semana de antes había metido a 15.000 personas en Madrid y la siguiente metió 6.000 en Gijón.

Limia ha remarcado, no obstante, que los números van acorde a la tendencia estatal, ya que la oferta festivalera está a rebosar de eventos por toda la geografía. Además, ha recordado que, dentro de la propia ciudad, durante todo el mes de junio, la Plaza de Toros ha ofrecido su propia programación, con artistas como Maka, Pastora Soler o Camilo, que tendrían “dudoso encaje” en el festival -a su juicio-, si bien ha congregado a decenas de miles de personas.

Alan Parsons, cancelado cuando había vendidas 2.000 entradas

“Los precios son muy asequibles y el programa era bueno. La promoción es un ítem infinito, pero es difícil saber dónde está el límite. Creo que hay una bajada de público general en los festivales de toda España y que lógicamente ha afectado a Córdoba”, ha reflexionado el gerente del IMAE, que ha puntualizado que el concierto cancelado de Alan Parsons, que había de cerrar el festival, llevaba vendidas 2.000 entradas y muy probablemente habría consumado un sold out, lo cual hubiera elevado el total de espectadores.

Más allá de los números del programa concertístico, Marian Aguilar ha resaltado el impacto del programa formativo, que ha vuelto tras dos años sin poder celebrarse. Lo ha hecho con un 70% de ocupación de las plazas ofertadas, y con llenos del 100% en los cursos de Dani de Morón o David Pino y Faustino Núñez, o del 90% para el que ofrece David Russel. “Esta sección ha de seguir siendo el bastión ineludible de este festival”, ha dicho la presidenta del IMAE, que ha querido resaltar que los conciertos en patios, iniciados este año, han tenido un éxito incontestable, con lleno en todos los recitales.

¿Cabe la reflexión mirando al futuro? Según la concejala de Cultura, toca tomarse “unos días de vacaciones” antes de iniciar mirar al futuro, si bien ha aclarado que “la apuesta es mantener la diversidad en la programación” del festival, como ha venido ocurriendo hasta ahora. Aguilar ha querido, de hecho, resaltar el trabajo que ha hecho el IMAE en la organización del festival, que ha acumulado un total de 26 conciertos en diez días.

Etiquetas
stats