Exterior. Noche. El Potro: Macarena Gómez rueda 'Polar' en Córdoba

Rodaje de 'Polar', la primera película producida por Macarena Gómez

Durante la madrugada de agosto en el Potro reina un silencio misterioso. Casi sobrenatural. Una bailaora taconea al fondo de la Posada y una mujer de negro, con abrigo largo, pantalón de pitillo y botas entra en el patio desierto con una pistola. Su sombra se alarga sobre el chino cordobés (el típico empedrado de patio en la ciudad). La cámara, solo una para esta secuencia, mira desde la balconada de arriba, frente a la puerta. El director ha decidido acabar con un plano cenital de la bailaora, que mueve sus brazos hacia el cielo.

La primera noche el rodaje en Córdoba de Polar, la primera película que produce la actriz Macarena Gómez (Cilantro Films) se localiza en uno de los muchos enclaves patrimoniales que tendrá el filme, tanto en Córdoba como en Sevilla.

El equipo técnico -formado por unas 25 personas- hormiguea por el Potro, una plaza tomada por grandes furgonetas y hasta un merendero improvisado donde el equipo da cuenta de la cena antes del rodaje. Manolo, hombre de cordobesas maneras encargado de la intendencia en la antigua Posada, hoy Museo del Flamenco, vocifera al equipo que si lo llega a saber "os hago un perol en el patio".

"Ella soñaba con poder rodar en su ciudad", revela Dámaso Conde, amigo, apoyo y mano derecha de la actriz durante el rodaje. Se conocen desde Padre Coraje y han trabajado codo con codo desde hace más de un década. "Tuvo varios proyectos entre manos y al final pudo levantar este", explica refiriéndose a Polar, una película que se ha hecho realidad gracias a la participación de Canal Sur.

El largometraje, ópera prima del director sevillano Alberto Palma, de género policiaco y de esencia metacinematográfica, cuenta "la historia de un personaje en busca de su actriz", según la propia definición de Gómez. La intérprete da vida a una policía del Grupo de Homicidios de Sevilla, expulsada del Cuerpo por sus problemas con el alcohol y las drogas que arrastra desde que murió su hijo. Su personaje recibe la llamada de un hombre pidiéndole que busque a Macarena Gómez, una actriz popular de TV, desaparecida en extrañas circunstancias.

El título no es ninguna ironía sobre la ola de calor que viene de camino ni sobre rodar en Córdoba en agosto. Con una identidad propia e inconfundible, el Polar surgió en Francia como un subgénero del cine policíaco durante los años de posguerra influenciado por el film noir hollywoodiense. Y a esa estética y atmósfera es a la que se adscribe esta película que se rueda durante tres semanas, la primera en Córdoba, parte de la que viene en Sevilla, para volver a Córdoba el día 18.

La actriz repasa el guión con Dámaso junto a la dama de noche del patio del Potro, pero en este rodaje algo ha cambiado. Por primera vez, Macarena no es solo la actriz que debe concentrarse en su personaje, sino que también es productora, la jefa de todo el tinglado.

"Me concentro mucho menos en mi personaje porque estoy pensando en cómo vamos de tiempo, en cómo está el equipo, si tendremos que hacer menos planos", describe Gómez, quien confiesa que respiró aliviada el pasado viernes cuando cerró los últimos permisos y flecos y vio a parte del equipo llegar a Córdoba.

"Ella sufre porque quiere estar a la altura de la ciudad", cuenta Dámaso. "Para Maca es importante rodar aquí, que su gente se sienta orgullosa ". Con respecto a lo que más le cuesta a la actriz en su rol de productora desvela que es poner límites al equipo, tener que decir que no. "Sabe ser jefa, es muy responsable, pero también cuida al equipo", apostilla. Entre ese equipo también hay cuota cordobesa: la sonidista Coco Gollonet, la maquilladora Miriam Balsera o la estilista Sole Mangas Verdes.

Gómez agradece lo mucho que se ha volcado el Ayuntamiento de Córdoba a la hora de facilitarle todos los trámites para el rodaje. De hecho, al equipo acompaña estos días en Córdoba personal del Imtur (Instituto Municipal de Turismo) y de la Film Office.

Por otro lado, sus amigos cordobeses también han acudido a arrimar el hombro: desde su amigo Enrique que le recomendó el catering, hasta su amiga de Las Teresianas, Salomé, que es Guardia Civil. "Me ha enseñado a manejar la pistola y hasta a disparar".

Del Gran Teatro a la Ciudad de la Justicia

Eso sí, esta casa comenzó por el tejado. En el cine, además de mentira, todo es un gran rompecabezas. La última escena del filme, con una Macarena caracterizada con la cara carbonizada y sangre en las sienes, fue la primera en rodarse la tarde del lunes en el Gran Teatro.

El actor sevillano Pedro Casablanc, coprotagonista de la película, dio la réplica a la actriz en su primer día de rodaje. En el interior del Coliseo y en el hall se rodaron varias escenas del filme que se disfrazará en la trama de cine de Sevilla.

Durante la semana pasarán por Córdoba el resto de miembros del equipo artístico: la actriz andaluza Petra Martínez, compañera de Gómez en La que se avecina, el malagueño Salva Reina y los catalanes Jordi Vilches, Álvaro Cervantes y Pol Hermoso.

En Córdoba rodarán en toda clase de localizaciones: patrimoniales como el Alcázar o el Puente Romano, en callejuelas de la Judería, en Tabernas como Guzmán o Casa Bravo y el Hostal Séneca. Luego se marcharán a Sevilla, donde la actriz y productora ha conseguido permiso para rodar en el puerto de carga y descarga. "Ella es productora total", la alaba Dámaso. "Ha negociado todo ella misma y ha conseguido lo que se proponía".

Muchos de los amigos de juventud de la actriz harán de extras en la película. "Les hace mucha ilusión", cuenta Macarena. No así el padre de Gómez, un médico leonés afincado en Córdoba desde hace más de cuatro décadas, que en agosto huye del calor para refugiarse en su tierra. "Tenía un papel para mi papi, pero no ha podido ser". El marido y el hijo de la actriz también se marcharon el día que comenzó el rodaje. "Total, para no verlos, mejor están en casa", se encoge de hombros Macarena, quien tiene su hogar en el Alto Ampurdán.

Tras el rodaje en Sevilla el equipo volverá a Córdoba y rodará durante varias jornadas en la Ciudad de la Justicia. "Necesitaba una localización de calabozos y en la cárcel no me lo facilitaban", explica la actriz, "así que ha sido maravilloso que nos dejen rodar en este espacio que los tiene y donde se puede rodar en agosto".

Una vez finalizadas las tres semanas de rodaje andaluz, la actriz se meterá de lleno en una serie en septiembre. Polar debe estar entregada a Canal Sur antes de final de año. Una vez que eso ocurra Gómez aún no sabe qué planes habrá para la película. Ni estreno ni festivales ni nada. "Aún no he tenido tiempo para pensar en eso y planificar", se lamenta.

En el Potro ya asoma la madrugada y aún ensayan la secuencia. La bailaora taconea, el director de fotografía (Daniel Sánchez López) da instrucciones al iluminador, el director sale y entra del combo para hablar de la sombra "dura" que proyecta la bailaora y Macarena también entra y sale del patio, con el abrigo negro a lo Matrix, transformada en su personaje. Como una antiheroína dura y vulnerable, eso que tan bien expresan sus ojos.

"Le he dicho que se relaje, que hoy no hay primer plano", susurra Dámaso.

Etiquetas
Publicado el
10 de agosto de 2021 - 11:37 h
stats