Dubbyman: “Ahora cualquiera se sube al carro y se autoproclama DJ”

El productor y DJ madrileño Dubbyman

En una edición de Eutopía con mucha música a cargo de bandas locales y de aliento tradicional -rock y jazz-, la visita del madrileño José Manuel Álvarez, Dubbyman (1973), viene a poner casi un punto exótico a la propuesta. Su master class sobre el vinilo la organiza el movimiento Jukebox Jam!, que con su visita vuelve a ofrecer una de sus Jam Session de Djs en Modo, el sitio donde arrancó hace ya tres años esta iniciativa.

Dubbyman ya estuvo en Córdoba el año pasado, dentro del festival Qurtubajazz, demostrando que lo de pinchar discos va mucho más allá de alguien que pulsa play y agita las manos en el aire, y que detrás de ello hay un pasión y una dedicación sinceras y, como decían en El secreto de sus ojos, de por vida, porque en eso uno no cambia nunca. Este año viene, además, presentando un disco que distribuye la major británica Juno, y que lleva por título Deep is Dead.

No obstante, para quien quiera conocer más de la carrera y la filosofía de Dubbyman -como por ejemplo que odia las fotos o los selfies pero accede a hacérselos si el periodista es insistente-, aún quedan plazas libres en su Master Class, o puede verlo en directo este sábado en Modo. Tanto lo uno como lo otro es totalmente gratuito.

PREGUNTA: Este sábado vuelves a Córdoba y en calidad de profesor. ¿De qué vas a hablar en la master class?

RESPUESTA: Mira que me gusta poco lo de llamarlo master class... Ya sé que es el nombre habitual para estas cosas, pero sinceramente no me siento maestro de nada. Para mí va a ser más contar mis experiencias y tribulaciones en el mundillo de los pinchadiscos y el coleccionismo de discos en general.

P: ¿Está el vinilo tan vivo como lo pintan o es una reanimación pasajera?

R: Yo creo que sí está vivo, pero de un modo curioso y que además sería difícil de explicar en unas líneas. Yo creo que el vinilo estuvo hace una década amenazado por el formato digital, así como hace 30 años lo estuvo por el CD. Pero este formato ha ido encajando los golpes. Ha perdido más peleas que ha ganado, pero ahí sigue en pie, en el centro del ring, y no se puede decir lo mismo de otros formatos.

P: También vienes a presentar tu primer LP. Te ha llevado tu tiempo sacar el disco debut.

R: Me ha llevado mucho tiempo, pero, sobre todo, creo que ha sido por varias cosas fundamentales. La primera es que me costó un tiempo aceptar y comprender que la gente se gastara el dinero en comprar mi música. Siempre me he visto como un artista de ofrecer cosas mas pequeñas, como un EP, ya que el planteamiento es completamente diferente. En un EP los temas pueden ser parecidos o dispares y pueden incluir remezclas. Pero un LP para mi tiene que ser algo mas homogéneo, algo que puedas oír de principio a fin sin necesidad de mezclarlo. Para mi, un LP no es simplemente mirar los temas que tienes en el disco duro y decir "Este queda bien con este, y metemos este otro para acabar".

P: Vale, pero me imagino que tendrás cientos de ideas o canciones, de todos estos años.

R: Bueno, me gusta coger una idea y transformarla en una canción, y desde ahí, crear un sonido y darle forma hasta tener un conjunto y seguir creando. Tienes que entender que todo esto ha sido una tarea titánica para mí, porque no quería una recopilación de temas de Dubbyman. Quería crear todo desde cero, sin prisa, y sobretodo no sacarlo porque otros artistas lo hacían. Más de una vez pensé que el disco no se acabaría nunca. A veces había meses enteros que ni encendía el ordenador. Eso no solo afectaba al disco, sino también a mis otros proyectos para otros sellos y obviamente a mi vida personal.

P: ¿Por qué el título? ¿Qué dices cuando dices Deep is Dead?

R: Aunque parezca algo provocativo, que sin duda lo es, creo que es el mejor título que este disco podría llevar por una serie de sentimientos personales. La idea tomó forma durante su proceso y tiene que ver con que ha sido un período tortuoso, lleno de dudas o falta de inspiración. El nombre también hace alusión al reciente abuso del concepto deep (profundo) por parte de gente relacionada con el medio, en su propio beneficio o por simple desconocimiento. No sé si es incompetencia o simplemente mala gestión, pero gran parte de la música que se cataloga como deep no suena a deep. Y cuando ya oyes los últimos trabajos de algunos de los artistas que en cierto modo han podido ser abanderados del sonido, te dices "sí... definitivamente , está muerto". Aunque tampoco es que sea terminal. Sólo representa un estado general. En la música, todo vuelve y resucita en algún momento. Finalmente, el título también hace alusión a grabaciones como De la soul is dead y cosas así… Vale, esto es un poco de rebote, pero me lo quedo también.

P: Si bien es cierto que la etiqueta está desvirtuadísima, la vuelta a la actividad de Larry Heard o la reivindicación de Ron Trent este año harían pensar a cualquier que el Deep está bien vivo.

R: Siempre va a haber una resistencia que luchará hasta el final, bien por principios o por que no sabemos hacer otra cosa. Pero, a veces, también es como esa sensación que tenemos cuando pasa el tiempo y vemos a una gran estrella de rock en el escenario después de mil años y pensamos, "joder, sigue siendo bueno pero se nota que ha pasado el tiempo". Y ya no es lo mismo. Y eso no quiere decir que sea malo. Simplemente es… Otra cosa.

P: Hablabas de envejecer en este mundo. Desde que arrancaste a finales de los 80 hasta ahora, ¿cómo ha evolucionado el mundo del DJ?

R: No se si ha evolucionado o simplemente se ha transformado. Me sigue sorprendiendo la facilidad con la que ahora cualquiera se sube al carro y se autoproclama DJ. No de manera vocacional sino por otros intereses. Como dice mi amigo George Btp, "antes un DJ era simplemente aquel que tenía discos", a lo que yo siempre le añado "y un buen DJ era aquel que además sabía ponerlos".

P: ¿Y cómo has evolucionado tú personalmente dentro de la escena?

R: Algo habré evolucionado… Aunque también puede que no. Sigo pinchando de la misma manera que empecé: con dos platos y una mezcladora. En realidad, yo no voy notando cambios que no vayan mas allá de más técnica o mayor conocimiento musical, pero como cualquier otro DJ que lleve toda la vida.

P Supongo que parte de esa intrahistoria la contarás en la Master Class de Eutopía. ¿Te imaginabas subido a un atril contando batallitas cuando empezaste a pinchar?

R: Pues hombre, no sé si sobre música, aunque siempre he sido muy de batallitas. Por ejemplo, cuando era pequeño, iba al pueblo de mi padre y ellos no leían cómics, y algunos no habían visto uno en su vida. Y yo solía contarles las aventuras de Spiderman y Superlopez en el rellano de la casa rodeado de caras atónitas, que me escuchaban como si fuera un serial de la radio. Así que creo que ya me venia de pequeño. Es broma, no me lo habría imaginado nunca.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2017 - 06:35 h