Cuando decides llamar Adolf a tu hijo y provocas una comedia delirante

Representación de la obra teatral 'El nombre' en la Feria de Teatro de Palma | MADERO CUBERO

Lo que puede ser una dulce y divertida velada entre amigos puede llegar a convertirse en una situación hilarante cuando uno de los invitados desvela que su primer hijo se llamará Adolf. Enseguida, sobre todos los invitados sobrevuelan las connotaciones que ese nombre lleva consigo. Sin embargo, ésta será la punta del iceberg que dará pie a todo un reproche entre amigos y familiares en el que subyacen la denuncia contra la intolerancia, los prejuicios o el machismo.

Como si fuera un ritual, y desde 2004, la compañía Gloria López Producciones trae hasta la Feria de Teatro de Palma del Río un estreno de la mano de Daniel Veronese. En esta ocasión, la propuesta que han presentado ha sido El nombre, una obra de teatro basada en el guión de la película homónima franco-belga dirigida entre Matthieu Delaporte y Alexandre de la Patellière.

La trama gira en torno a una cena entre dos matrimonios y Claudio, el amigo soltero (que no lo está del todo). Una de las parejas, la formada por Ana y Vicente, serán padres próximamente. Mientras que esperan la llegada de la futura mamá, el resto de amigos habla sobre el nombre del bebé, un hecho que generará toda una sinrazón de conflictos que llevarán al espectador a reírse en multitud de ocasiones y, en otras, a sentirse bastante identificado. La brava actuación de los cinco intérpretes les llevará también a abrir viejas rencillas que sólo se reconocen en grandes momentos de tensión.

El nombre es una muestra más del teatro accesible para todo tipo de público que proponen Gloria López y May Pascual, actrices que pusieron en marcha la compañía. El magnífico trabajo de los protagonistas de la obra permite afirmar que sí es posible combinar la calidad, la creatividad y la diversidad con la comercialidad. Así, con esta búsqueda de textos, Gloria López y May Pascual se sitúan en proyectos relacionados con lo que realmente mueve el corazón humano, el universo único de las relaciones humanas, su complejidad y su riqueza.

Etiquetas
stats