Una caja suspendida en el aire

Público en la inaguración de la escultura | TONI BLANCO
La instalación Kuchu No Hako ya se encuentra suspendida en el aire de Madinat al-Zahra | Ideada e impulsada por la Asociación de Amigos de Madinat al-Zahra, la obra es fruto de  un proyecto colaborativo

Kuchu No Hako Kuchu No Hako significa, literalmente, una caja suspendida en el aire. Es el nombre de una instalación que, desde ayer, se suspende entre el cielo y el suelo de Madinat al-Zahra, en el patio de la sede-museo del conjunto arqueológico. Impulsado por la Asociación de Amigos de Madinat al-Zahra, y con la colaboración del alumnado de la Escuela de Arte Dionisio Ortiz Córdoba, este proyecto, multidisciplinar y colectivo, dirigido por la artista cordojaponesa Hisae Yanase y el arquitecto Pedro Caro, permanecerá dos meses instalado en el patio de la sede-museo.

“Si te metes dentro del corazón del cubo  y miras hacia arriba, parece que ves mariposas blancas que esperan su vuelo, algo que eleva mi espíritu”, expresaba ayer Yanase al presentar este cubo de 240 x 240 centímetros, el mismo módulo que rige en el diseño de la sede del conjunto arqueológico. Realizado con alrededor de 1.300 piezas de cerámica vidriada en verde y manganeso, la técnica más emblemática del califato cordobés y de Madinat al-Zahra, estas han salido de las manos de las alumnas y los alumnos de la escuela dentro de un equipo colaborativo. El viento produce movimiento en las distintas capas de la instalación lo que provoca una sonido sutil. “Es una caja sonora”.

La artista también destacó el trabajo en equipo “desde diferentes oficios” en talleres de cerámica, vaciado, escultura y volumen, y el “entusiasmo” de los voluntarios. El proyecto se ha financiado gracias a un mecenazgo colectivo que se recompensó con una edición limitada de 250 piezas de la escultura Kuchu no Hako, así como 100 colgantes y broches conmemorativos, para el que la gente estuvo “deseando” colaborar.

Juan Serrano, presidente de la Asociación de Amigos de Madinat al-Zahra, anunció las jornadas de reflexión sobre patrimonio, arquitectura, ciudad y arte contemporáneo que se programarán en torno a esta instalación en la sede del conjunto arqueológico. El exmiembro de Equipo 57 habló de “la ciudad histórica con repercusiones mundiales” que es Madinat al-Zahra e invitó a escuchar los “ecos lejanos” de los cambios que se produjeron en ella en el siglo X.

La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, destacó el valor de una intervención colectiva que, además, “es un magnífico ejemplo de cómo se pueden relacionar las disciplinas artísticas más contemporáneas y el patrimonio histórico”. Asimismo, la consejera afirmó que este proyecto encaja con una de las “estrategias de difusión del conjunto arqueológico, que es diversificar las miradas sobre Madinat al-Zahra, aportando elementos novedosos para disfrutar de este patrimonio desde otros puntos de vista”.

La consejera terminó destacando el papel “estelar y ”fundamental“ de la Asociación de Amigos de Madinat al-Zahra para conseguir que el conjunto arqueológico consiga entrar en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, cuyos trámites para el expediente de la candidatura ya ha iniciado la Junta de Andalucía.

Etiquetas
stats