Berlanga echa el cierre tras varias denuncias y una suspensión temporal de Urbanismo

El Dj Rebote pinchando en Berlanga

El pequeño club de música electrónica Berlanga, ubicado en la calle Alfaros, que comenzó su actividad en septiembre de 2015, ha anunciado en un comunicado en Facebook el cierre definitivo de sus puertas tras haberles suspendido la actividad la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) durante la pasada Semana Santa y después de que las nuevas condiciones acústicas no les parecieran las más apropiadas para continuar el proyecto con garantías para el público.

En el comunicado, Chete y Durand, los dos promotores de esta iniciativa, señalan que “muy lamentablemente” deben proceder al cierre definitivo del club “tras una serie de acontecimientos y posterior suspensión de la actividad”. A su juicio, esta decisión ha estado “forzada” por las “constantes denuncias y acoso” al que han estado sometidos por el negocio “apartamentos turísticos”, colindante al local y que “acaba de abrir sus puertas”.

Desde Berlanga lamentan que estas denuncias hayan puesto fin a un lugar que han definido como “un espacio singular” pensado para “la música y el arte estuvieran muy bien conjugados siempre bajo una atmósfera de absoluta armonía”. “Tras un tiempo de reflexión y descanso, Berlanga volverá cómo promotora y organizadora de eventos dándole así continuidad al proyecto, aunque ésta vez sin un cuerpo cómo espacio o lugar”, señalan en el escrito.

Su cierre deja un hueco importante en la escena de la música electrónica de la ciudad, que apenas cuenta con otro espacio dedicado a programar habitualmente este género de música, como es Platinium, en la calle Alfonso XIII. En sus poco más de 2 años de vida, Berlanga ha sido visitado por numerosas figuras nacionales e internacionales de la música de club, que han solido dejar bonitas palabras de su paso por este pequeño espacio, que, además, también ha dejado hueco para la música de la mayoría de disc jockeys y productores locales.

Etiquetas
stats