1.500 nombres de andaluces en un campo de exterminio

.

[vimeo id=“16551029” width=“620” height=“349”]

El documental 'Memoria de las Cenizas' recuerda el paso de republicanos españoles por el infierno de Mauthausen

Cuando el cinco de mayo de 1945 las tropas de la 11 división acorazada del ejército de los Estados Unidos llegaron a las puertas del campo de concentración de Mauthausen, encontraron una larga pancarta presidiendo el acceso: “Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas libertadoras”. Para ellos terminaba el infierno de la Segunda Guerra Mundial. Banderas tricolores de la República Española sustituyeron por un día a la enorme esvástica que decoraba el pórtico por el que miles de españoles habían pasado para no volver a salir con vida de ellos. En su memoria, y especialmente en recuerdo de los 1.500 andaluces víctimas del nazismo, este miércoles se ha presentado en la Facultad de Relaciones Laborales Memoria de las Cenizas, un documental de 60 minutos dirigido por Eduardo Montero que narra el horror sufrido por estos resistentes, de los que dos terceras partes murieron.

La presentación ha contado con la participación del director general de Memoria Democrática de la Junta, Luis Naranjo. “Es un documental extraordinario por su nivel técnico. Es metodológicamente irreprochable, desde el punto de vista de los sentimientos y las emociones -que las recoge todas- pero también deja paso a la razón de por qué ocurrió esa especie de barbarie inhumana que no entendemos”, explica Naranjo.

El documental trata de contar la suerte de los 1.500 presos andaluces -“constatados documentalmente, porque habrá más”, aclara Naranjo- que acabaron en los campos de exterminio nazi, en concreto en Mautahusen, “y en algún campo aledaño”, apunta el director general. La cinta hace un recorrido por la huida de los republicanos a Francia tras la caída de Barcelona, el pobre recibimiento de las autoridades francesas, los batallones de trabajo de la Línea Maginot, la incorporación de algunos al ejército francés, la rendición de éste y el paso a Mauthausen. “La respuesta de Franco fue brutal: se negó a admitirlos como españoles y les dejó apátridas. En total, se calcula que fueron unos 10.000 españoles los que pasaron por los campos de exterminio alemanes”, prosigue Naranjo.

El documental también muestra la increíble capacidad de organización de los españoles dentro del campo de Mauthausen para defender su propia vida y de los otros. “Esto fue así hasta el punto de ser reconocidos por los presos de las demás nacionalidades como un ejemplo. Y eso es por la lección que ya traían aprendida”, señala Naranjo en referencia a la guerra civil española.

La presentación de Memoria de las Cenizas coincide un día después de que el Senado no permitiese entrar a la conmemoración del Día del Holocausto a los representantes de la Plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo, que estaban invitados por IU. Para Naranjo, esto no es ninguna sorpresa. “El Estado español nunca ha promovido, por ejemplo, ningún monumento en reconocimiento de las víctimas españolas de Mauthausen. Los que hay, fueron todos pagados a escote por los exiliados en Francia. El Estado democrático español, y no es nuevo, lleva mirando hacia otro lado, demasiado tiempo. Especialmente, cuando hablamos del exterminio nazi. Desgraciadamente, se recuerda más a la División Azul como ejemplo de la lucha anticomunista que la lucha antifascista de los republicanos españoles. Y eso es toda una metáfora de cómo se ha tratado el tema de la memoria en este país”.

Etiquetas
stats