¿Y tú qué vas a hacer este año?

Alumnas de Tafad en Medac.

Es tiempo de balance, de reflexión, de planes... y de acción. ¿Y tú qué vas a hacer este año? La pregunta circula entre los jóvenes especialmente en fechas que invitan a plantearse retos vitales y a buscar horizontes profesionales. En Córdoba se vislumbran nuevas oportunidades en 2018. Para el próximo curso lectivo abrirá sus puertas Medac, el Instituto de Formación Profesional privada de referencia en Andalucía. Los 2.500 alumnos que pueblan las aulas en Málaga -1.350 en tres centros-, Granada -630 en dos- y Almería -450- refrendan el rango de un centro formativo que tiene un lema -“aprender haciendo”- que impregna todas sus actuaciones. En su plan de expansión, Córdoba es la próxima plaza. Medac tendrá su sede en la calle Escritora Ángeles López de Ayala, 7 -junto al centro deportivo Open Arena- en la capital de la ciudad califal.

“El proyecto va siguiendo sus pasos y estamos muy ilusionados”, explica Elías Cabrera, director de Medac en Córdoba, que pone el acento en el alto índice de empleados entre los titulados del centro. “Se ofertará una variedad importante de los ciclos formativos de Grado medio y Grado superior que existen en la actualidad y que más demanda de empleo tienen”, indica Cabrera, quien desvela que gira en torno “al 90 por ciento” el número de alumnos que salen de Medac con un destino laboral.

El curso 17-18 marcará la sexta promoción de alumnos en Málaga, mientras que en Granada y Almería será la cuarta. Córdoba se sitúa en un emocionante kilómetro cero con una oferta de ciclos superiores (Tafad, Higiene Bucodental, Dietética y Educación Infantil) y ciclos medios (Auxiliar de Enfermería, Auxiliar de Farmacia y Teco). “La oferta en Córdoba se completará con nuestros cursos y masters, presenciales, semipresenciales y online, así como distintos cursos que completen la formación de los alumnos”, matiza Elías Cabrera.

Entre las formaciones más demandadas se encuentran Tafad (técnico superior en animación y actividades físicas y deportivas), Teco (técnico de conducción de actividades en el medio natural), Educación Infantil, Dietética, Auxiliar de Enfermería e Higiene Bucodental. La primera de ellas es una de las que cuenta con mayor índice de alumnos. Esta formación profesional superior está destinada a aquellas personas apasionadas por el deporte y la actividad física, adaptada al 100% a las necesidades del mercado laboral. Tiene una duración total de 2.000 horas, dos cursos lectivos, que incluyen una importante parte práctica en empresas del sector.

El Tafad en Medac engloba la formación más completa sobre el deporte y sus beneficios en la salud. El titulado va más allá del trabajo como animador deportivo, pues está capacitado para conducir y gestionar cualquier deporte colectivo o individual y posee los conocimientos básicos para gestionar empresas deportivas o emprender un negocio, además de aprender a planificar entrenamientos específicos enfocados a la salud y al alto rendimiento, clases en el sector del fitness y dinamizar y organizar actividades físico-recreativas para cualquier tipo de población.

“Decidí estudiar en Medac porque desde que tengo consciencia siempre me ha gustado el deporte, siempre ha sido mi pasión y desde pequeño he sabido que quería estudiar deporte. Lo que más me llamó la atención y por lo que me matriculé en este Instituto de Formación Profesional fue por el convenio que tiene Medac con la Universidad Isabel I para hacer con la FP dos años de INEF y el Master”, explica Sergio Zarichny (20 años), que estudió el Grado Superior de Tafad en el centro Medac de la calle Malasaña en Málaga. “Estoy trabajando donde hice las prácticas del grado superior. Medac me ha aportado muchísimos valores deportivos, éticos y personales para mí mismo. Por ejemplo, he cambiado mucho mi forma de pensar y ahora me doy cuenta de que no es suficiente con estudiar algo para trabajar sino que tiene que apasionarte y que es necesario estar formándose durante toda la vida”, apunta Sergio.

“Lo que más me convenció fue que casi todas las clases son prácticas. También tenemos teoría, pero yo prefería una formación basada más en practicar que en memorizar y como la rama del deporte siempre me ha llamado la atención”, indica Álvaro Merino (22 años), que cursa estudios de Tafad. “La experiencia más positiva es que damos muchísimas prácticas. A cualquiera le gusta conocer bien el trabajo en la pista, por así decirlo, y esta es la opción que te da Medac: teoría, pero sobre todo prácticas”, añade Álvaro, quien relata que ha conseguido ya trabajo “en un pabellón municipal y también estoy en un colegio privado dando horas extraescolares. Todos los cursos que damos aquí te ayudan también en la vida laboral. Soy monitor de niños de 3 a 5 años y realizo con ellos actividades psicomotrices. Hacemos todo tipo de ejercicios orientados siempre al equilibrio, a la coordinación, ejercicios de psicomotricidad, circuitos...”, apunta este alumno de Medac.

Otra de las formaciones con más volumen de matriculados es el grado medio de Teco, destinado a aquellas personas que quieren hacer de su profesión la actividad deportiva en el medio natural. Tiene una duración de 1.400 horas, en un curso y medio lectivo. Entre sus salidas profesionales están las de especialista en la coordinación y dinamización de actividad física en el medio natural, técnico deportivo y monitor de actividades físicas en la naturaleza (senderismo, bicicleta, etc.), coordinador de empresas de turismo activo o guía de turismo ecuestre, entre otras. Además, en Córdoba se lanzarán las FP Grado Superior en Higiene Bucodental y los FP Grado Medio de Auxiliar de Enfermería y Farmacia y Parafarmacia.

El entorno competitivo, real y práctico en el que tienen lugar las clases de Medac es muy desconocido para la gran mayoría de los alumnos, por lo que existe continuamente la posibilidad de la aparición de riesgos no esperados o calculados. Esta característica provoca que el grado de similitud con el ambiente que se respira en un entorno de trabajo real sea muy alto. El mercado laboral actual demanda cada vez más que los profesionales estén dispuestos a salir de sus zonas de confort, para que de este modo estimulen su creatividad, vean a la organización con ojos distintos y tomen decisiones innovadoras.

Además del conocimiento técnico y práctico, en todas las asignaturas se trabaja el desarrollo de competencias emocionales, tales como el trabajo en equipo, comunicación, liderazgo, empatía, resolución de conflictos, etc. Tanto las principales instituciones académicas como las empresariales coinciden en que la base del éxito de cualquier trabajador está en el desarrollo de este tipo de competencias. Un excelente técnico deportivo, un excelente auxiliar de enfermería, un excelente dietista y un excelente auxiliar de farmacia tienen algo muy importante en común: una alta capacidad para comunicar, para liderar, para empatizar, para resolver un conflicto, para adaptarse a los cambios o para trabajar en equipo. “Este punto es una de las claves de nuestra metodología”, indica Paco Ávila, consejero delegado de Medac.

Etiquetas
stats