¿Tuvo Córdoba un millón de habitantes?

Luna Roja en Medina Azahara | MADERO CUBERO

De pequeños, paseando por la Mezquita o alrededores, y hasta subiendo a Medina Azahara, nuestros abuelos nos contaban que Córdoba llegó a tener un millón de habitantes en el siglo X. “La Nueva York de la época”, contaban a sus nietos, orgullosos. “La ciudad de entonces era más grande y más extensa de lo que es ahora”, insistían. 11 siglos después, con un 'boom' demográfico en un planeta que habitan 7.000 millones de personas, Córdoba no alcanzado aquellas gigantescas dimensiones. Ni parece que lo vaya a hacer. Pero, ¿es un mito o la Qurtuba de finales del siglo X llegó a tener un millón de habitantes?

Documentándose para su libro La odisea de los rabadíes: el primer exilio hispano, su autor, Manuel Harazem, detalla que la idea de que Córdoba alcanzó en su momento de mayor esplendor, a fines del siglo X, un millón de habitantes proviene de las noticias acerca de un supuesto censo que mandara hacer Almanzor y que recogió al-Bakri, un historiador andalusí del siglo XI que vivió algún tiempo en Córdoba y que manejó multitud de fuentes medievales en árabe, y que nos ha llegado a través de al-Maqqari un historiador magrebí del siglo XVII.

Aquel censo detallaba que Qurtuba tenía un total de 213.077 casas de súbditos, unas 60.300 residencias de oficiales y aristócratas y 4.000 tiendas. La demografía oficial ha aceptado que en el siglo X podían vivir, de media, unas cinco personas por casa. La multiplicación arroja, por tanto, la cifra mágica: el millón de habitantes.

Más allá del censo, el número de habitantes de lo que pudo ser aquella primera megalópolis de la Península Ibérica también se puede calcular según la superficie que ocupaba la propia ciudad y el número de habitantes por hectárea que también está aceptado por los historiadores de la demografía. Torres Balbás, por ejemplo, habla de un baremo de 348 habitantes por hectárea para la época. El geógrafo valenciano del siglo XI al-‘Udri asegura que Qurtuba ocupa una superficie, con sus arrabales, de 2.690 hectáreas. Los historiadores actuales consideran exagerado ese número. Solo la ciudad dentro de la muralla romana, sin contar con la Axerquía, ocupa un total de 82 hectáreas. Por tanto, muchos historiadores, a la luz de los descubrimientos de los últimos 30 años, calculan que la ciudad andalusí de Qurtuba, sin incluir ni a Medina Azahara ni a Medina Zahira, ocuparía unas 800 hectáreas. Aplicando, por tanto, el criterio de Torres Balbás saldría un número mínimo de habitantes de 200.000 cordobeses. No obstante, hay otros historiadores que consideran que como mínimo la Qurtuba del siglo X tuvo medio millón de vecinos. Ramón Carande, primero, y Arjona Castro, después, así lo consideran.

¿Qué superficie tuvo la ciudad en el siglo X?

La Qurtuba del siglo X ocupó una trama urbana mucho mayor a la de la ciudad actual. ¿Cuál? Es difícil de calcular. Ya en los años treinta del siglo XX, el periódico La Voz de Córdoba publicaba una crónica de la visita a la ciudad del historiador del arte Henri Terrasse, el mayor experto en ese momento en arte andaluso-magrebí. Ya entonces, en 1932, estaban apareciendo en obras de canalización de riego restos de los arrabales del siglo X. De hecho, yacían a dos kilómetros de distancia de la muralla Occidental. Sesenta y setenta años después, apenas quedan restos de muchos de los arrabales que se han ido encontrando durante el nuevo crecimiento de la ciudad. Tras un estudio previo, en muchos casos los restos de estos antiguos barrios andalusíes, salvo escasísimas excepciones, han sido desmontados para construir nuevos edificios residenciales en la zona de Poniente.

Los límites de estos arrabales occidentales, orientales y hasta septendrionales no están claros. Incluso se tienen evidencias de que la propia Sierra Morena estaba densamente poblada durante esa época. A estas alturas de siglo XXI, no hay ni un estudio concreto sobre la superficie exacta o al menos aproximada que ocupaba esa Qurtuba, hasta dónde llegaban sus límites físicos y por tanto saber de una manera mucho más concreta si la cifra del millón de habitantes es exagerada o no. La mayoría de los estudios arqueológicos contemporáneos sobre la Córdoba andalusí no entran a fondo a calcular una cifra ni de superficie ni de vecinos concreta.

En febrero de 1932, Henri Terrase, que tuvo que abandonar la ciudad tras un encontronazo con la prensa conservadora de la época, calculaba en dos millones de metros cuadrados la extensión de los arrabales islámicos del Poniente cordobés. Ya entonces consideraba que aquella cifra del millón de habitantes de las crónicas andalusíes del siglo XI quizás no eran tan exageradas.

El propio Manuel Harazem, tras un profundo estudio, calcula que 180 años antes de Almanzor solo en el arrabal de Saqunda, que ocupaba la zona aproximada de lo que hoy es Miraflores y el Arenal (el río entonces estaba más al Este), calcula que en la zona vivían entre 25.000 y 30.000 personas. En un solo arrabal. Pero, ¿cuántos arrabales llegaría a tener Qurtuba en el momento de su máximo apogeo? Habrá que esperar estudios posteriores más ambiciosos para saberlo a ciencia cierta.

Etiquetas
stats