El traslado de las taquillas de la Mezquita al Obispado ya tiene el visto bueno

Turistas sacando la entrada de la Mezquita-Catedral de Córdoba | MADERO CUBERO

El traslado de las taquillas para la venta de entradas a la Mezquita Catedral desde el Patio de los Naranjos hasta el Palacio Episcopal ya tiene el visto bueno de la Delegación Provincial de Cultura. Así consta en la respuesta que la Delegación le dio al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, durante la tramitación de la queja presentada por la plataforma Mezquita Catedral.

Este proyecto “fue informado favorablemente” por la Comisión Provincial de Patrimonio “en su sesión del día 20 de octubre de 2017, siendo favorable el informe de dicha Comisión de Patrimonio al Proyecto referido pero con una serie de observaciones que implicaban corregir la documentación aportada y complementaria del Proyecto para una nueva valoración”, detalla el documento. “En dicho proyecto se contemplaba la edificación de un espacio con protección tipológica del patio de carruajes para incluir las taquillas”, admite la respuesta de Cultura, que señala que el proyecto fue revisado y consensuado con los arquitectos del Cabildo y los de la Gerencia Municipal de Urbanismo a finales de ese año.

Ese es el proyecto que el Cabildo volvió a presentar en la Gerencia, aunque según fuentes municipales no exactamente igual al pactado, y que está pendiente de obtener la correspondiente licencia de obras. Según ha podido saber este periódico, probablemente el proyecto reciba la correspondiente licencia al regreso del curso político, en la primera o segunda reunión de la comisión. Entonces, el Cabildo tendrá vía libre para iniciar unas obras que además del traslado de las taquillas prevé la construcción de un centro de interpretación de la Mezquita Catedral.

El proyecto de obra ha sido complejo. Urbanismo demandó que la institución eclesiástica se ciñera a lo pactado y renunciar a construir una escalera por fuera del patio y a colocar en otro lugar los aparatos de climatización. El Obispado pretendía no perder espacio expositivo, al que tendrá que renunciar una vez pactado el nuevo proyecto con el Ayuntamiento.

Las obras de reforma del Palacio Episcopal llevan paradas desde que en el año 2014 se toparon con restos arqueológicos que la Comisión Provincial de Patrimonio obligó a conservar. En el año 2016, el Obispado trató de desbloquear el proyecto, presentando un primer documento que no recibió el visto bueno de Urbanismo. En 2017 lo volvió a intentar, sin éxito. Las fuentes consultadas señalan que los principales escollos seguían sin resolverse.

Las nuevas taquillas

Las nuevas taquillas de la Mezquita Catedral se instalarán dentro del edificio del Palacio Episcopal. En concreto, el acceso será por el antiguo Patio de Carruajes del Palacio Episcopal. Los restos arqueológicos descubiertos se integrarán en un centro de interpretación acristalado y transparente. Allí se instalarán las taquillas.

El Patio de los Naranjos seguirá siendo de acceso libre, aunque en un primer momento el Cabildo estudió su cierre al público salvo a aquel que pague su entrada (los cordobeses tienen entrada libre, pero con ticket). La entrada a la Mezquita seguirá estando donde ahora.

Mientras, la retirada de las taquillas permitirá liberar el lienzo Norte del Patio de los Naranjos y eliminar así un elemento que aunque instalado de manera provisional hace décadas era un intruso en la zona.

El sistema por el que el Cabildo cobra las entradas a los turistas no está exento de polémica. La Plataforma Mezquita Catedral ha denunciado en reiteradas ocasiones que su gestión es de todo menos transparente y que no se pagan impuestos. Los turistas pagan una especie de donativo a la Iglesia que está exento del abono de tributos.

bottom_pas“>

proadszoneholder-197469“>

Etiquetas
stats