Torrecampo ultima su Belén viviente

.
Los vecinos de este pueblo de Los Pedroches recrean 40 escenas del Nacimiento

Los vecinos de Torrecampo ultiman los preparativos para el III Belén Viviente, que durante el 26 y 27 de diciembre se celebrará en este municipio de Los Pedroches. Residentes y visitantes podrán trasladarse a los tiempos del nacimiento de Jesucristo realizando un recorrido en el que se recrearán 40 escenas bíblicas -como el Nacimiento, La Anunciación, la Huída a Egipto y el Palacio de Herodes- y en el que más de 300 vecinos con vestidos propios de la época actuarán de figurantes.

El III Belén Viviente de Torrecampo está organizado por la Peña Cultural y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Torrecampo, de la Diputación Provincial de Córdoba, de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno, de la Asociación Benéfico Sociocultural y Deportiva Prasa Torrecampo y de la empresa Proinsermant.

A lo largo de 5.000 metros cuadrados, desde finales de octubre los propios vecinos construyen los distintos espacios y ambientes en los que los torrecampeños dan vida a los principales episodios bíblicos. Allí también se recrearán escenas tradicionales como la típica matanza, una antigua fragua, carpintería, panadería y zapatería, lavanderas, establos y corrales de ganado. Todo ello enmarcado en el centro histórico-artístico de Torrecampo, junto a la Iglesia de San Sebastián y la Ermita de Jesús Nazareno (ambas del siglo XV), la Posada del Moro (siglo XVI) y la Casa de la Cárcel (siglo XIX). El espectáculo estará aderezado con actuaciones musicales, bailes regionales, artesanía, labores de antaño, degustación de productos típicos, una exposición de bolillo y un gran mercado navideño.

En una nota de prensa se informa de que los vecinos colaboran en este evento de forma totalmente "voluntaria, altruista y desinteresada". Adrián Pérez, presidente de la Peña Cultural Belén Viviente de Torrecampo, que organiza este Belén, afirma que el objetivo es preservar "nuestro pueblo, sus costumbres, su presente y su futuro". Los gastos del Belén se sufragan con fondos propios de esta Peña, obtenidos a través de rifas, venta de calendarios y dulces, y organización de fiestas.

Tras sus dos primeras ediciones en 2012 y 2013, este Belén Viviente "se ha convertido en una seña de identidad indiscutible" de este pueblo, defiende el presidente de la Peña. La última edición de hace dos años fue un rotundo éxito, con miles de visitantes para este municipio de apenas 1.200 habitantes.

Etiquetas
stats