El tornado que estuvo cerca de tocar tierra en Córdoba

Fotografía de la tuba registrada por Óscar Díaz el pasado Domingo de Ramos | ÓSCAR DÍAZ
Aemet confirma que el pasado Domingo de Ramos una tuba atravesó el cielo y que en caso de haber llegado a tierra se habría producido un tornado de imprevisibles consecuencias

No fue un tornado, pero estuvo cerca. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha validado la fotografía que hizo Óscar Díaz el pasado domingo, poco después de la granizada que sacudió la capital, y ha confirmado que en las inmediaciones de la ciudad una tuba estuvo apunto de tocar tierra y convertirse en eso, en un tornado, que habría provocado graves daños.

El episodio registrado por la cámara de Óscar Díaz y validado por el Sinobas de Aemet (el sistema que registra episodios meteorológicos singulares) ocurrió el pasado domingo a las 18:30. El fenómeno apenas duró dos minutos, según el reporte, a una altura de 179 metros. La célula tormentosa que acompañaba a la tuba aportó lluvia y granizo en los alrededores de la ciudad. La precipitación, no obstante, no fue tan fuerte como la registrada al mediodía, que sorprendió a la procesión de la Borriquita, que tuvo que buscar refugio.

Aemet ha revisado la imagen y ha considerado que el fenómeno se corresponde con lo observado. Una tuba (además de un instrumento musical) es una nube con forma de embudo que en caso de tocar tierra se convierte en un tornado.

La formación de tornados no es algo usual en la Península Ibérica, aunque se han registrado. Normalmente, son más probables en el mar (hace años un tornado arrasó varios invernaderos en Almería) pero en la provincia cordobesa también se han registrado.

Etiquetas
stats