Las taquillas de tren de Posadas y Palma del Río, cerradas pese al anuncio de prórroga del Gobierno

Un tren de cercanías | MADERO CUBERO

Las taquillas de las estaciones de Palma del Río y Posadas siguen cerradas varios días después de que el Gobierno Central anunciara una prórroga para mantener activa la venta presencial de billetes hasta el 31 de marzo.

En estas dos estaciones no ha sido así y permanecen cerradas desde el 1 de enero. Y, según ha podido saber este periódico, su continuidad está en el aire, a pesar de que cumplen con el requisito de soportar más de cien pasajeros diarios.

Más posibilidades de continuidad tiene la taquilla de Palma del Río. Allí, a pesar de que la ventanilla donde habitualmente se vendían los billetes ha sido tapiada, los planes de Renfe pasan por habilitar un punto de venta presencial. Fuentes de la operadora así se lo han confirmado a CORDÓPOLIS, y han dicho que su intención es “mantener la taquilla abierta” o, en caso de que no se pueda, “instalar una máquina de auto venta o derivar hacia la oficina de Correos como alternativa”.

En el caso de Posadas, las previsiones de la operadora pasan por instalar una máquina auto venta en la estación y vender en la oficina de Correos de la localidad. Desde Renfe aclaran que el actual cierre no depende de la compañía, pues ellos nunca han sido la empresa encargada de la venta en estas dos estaciones de media distancia, y que hasta el 31 de diciembre era Adif quien lo prestaba. Mantienen que para hacerse cargo de la venta hay que “licitar y adjudicar el servicio”, y ese procedimiento lleva un tiempo.

Adif, por su parte, explica que ni Posadas ni Palma del Río estaban en la relación de estaciones en las que el Gobierno anunció que se prorrogaba la venta en taquilla y que, por lo tanto, se cerraron el 1 de enero y se abrirán “cuando Renfe decida si quiere tener presencia” en estas estaciones.

Fuentes de Adif han aclarado que las taquillas “no están cerradas porque Adif se niegue a vender billetes, sino porque ni es su misión ni tienen en todas las estaciones personal disponible para hacer ese trabajo de venta y poder compatibilizarlo con su trabajo primordial, que es el control de la circulación”. De hecho, recuerdan que el canal de venta de billetes es de Renfe, que es también la que gestiona la venta en estaciones más grandes, como la de Córdoba capital.

Tanto Palma del Río como Posadas superan los 100 pasajeros diarios que se exigen para seguir abiertas

La situación que afrontan estas estaciones tiene su origen en los inicios de la liberalización ferroviaria en España en 2005 cuando, con la separación en dos empresas, Adif y Renfe, la primera de ellas mantuvo la actividad y el personal encargado de venta de billetes en estaciones de tren.

Esta anómala situación se trató de solventar en 2017, cuando Adif acordó con Renfe el traspaso de este servicio y todo el personal asociado. No obstante, quedó entonces pendiente la situación de estas pequeñas estaciones que no tienen personal específico de venta, en las que atienden las taquillas trabajadores de Adif que tienen otras funciones, fundamentalmente de circulación. Adif tiene no obstante que dejar de dar este servicio dado que, según la ley y las directivas europeas, ante la próxima liberalización del transporte de viajeros y entrada de competidores de Renfe, no puede realizar servicios para uno de estos operadores.

Así que, entre una y otra compañía, se encuentran en estos momentos encajadas las estaciones de Posadas y Palma del Río y está en el aire ver si Renfe cumple con lo que avanzó hace cinco días, cuando se comprometió a facilitar la venta presencial en aquellas estaciones por las que pasen al menos unos cien viajeros al día y tengan un “determinado volumen de venta” en dichas taquillas.

Y es que, según los datos de pasajeros de 2019 facilitados a este periódico, tanto Posadas como Palma del Río superaron la media de 100 viajeros al día el año pasado y, por lo tanto, deberían mantener una taquilla en sus estaciones. Los datos, con información actualizada hasta diciembre de 2019, confirman que en Palma del Río usaron el Media Distancia 65.595 personas, mientras que en Posadas fueron 61.766.

En ambos casos se ha producido un caída en el número de pasajeros respecto a 2018 -de un 7,95% en Palma y de un 6,94% en Posadas-, si bien la media de pasajeros es de 179 pasajeros al día en el caso del primero y de 169 en el caso de la segunda estación.

Etiquetas
stats