Son requeridos por una pelea y los guardias civiles terminan atendiendo un infarto

Una ambulancia en una imagen de archivo.

La Guardia Civil y la Policía Local de Baena han auxiliado y reanimado a una persona que había sufrido una parada cardiorrespiratoria. El suceso tuvo lugar a primera hora de la madrugada del pasado domingo, señala una nota de prensa oficial. El servicio 112 alertó a la Guardia Civil de una discusión que se estaba produciendo en una de las principales vías de comunicación de Baena.

Durante el desarrollo de las gestiones para el total esclarecimiento de los hechos, los agentes de la Guardia Civil y la Policía Local fueron requeridos por una persona, quien comunicó, que un familiar, había sufrido una parada cardiorrespiratoria en un domicilio próximo a la discusión.

Los agentes iniciaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar y llevaron a cabo un constante masaje cardíaco que resultó fundamental para salvar la vida de la víctima, hasta la llegada de los servicios médicos de urgencia.

Etiquetas
stats