Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Una visita al Centro de Bienestar Animal para aprender a ser responsables

Plan Popi contra el absentismo escolar en el centro del Servicio de Sanidad y Bienestar Animal (SBA) de Sadeco

María Berral

0

Tomar consciencia de la responsabilidad sobre otra persona o un animal ayuda a ser responsable con nosotros mismos. Una cuestión que si se trata de menores puede ser aún más importante, ya que podría estar relacionada también con el absentismo escolar. Así lo ha explicado este viernes el coordinador el proyecto piloto Popi en Las Moreras, Javier Portal.

El proyecto Popi tiene como objetivo apoyar y mejorar la inclusión social de familias cuyos hijos están en riesgo de absentismo y fracaso escolar. Este viernes un grupo de nueve niños se ha desplazado acompañados de los educadores sociales de CIC Batá hasta el Centro de Bienestar Animal de Sadeco. Aquí los niños han comprobado cuál sería el proceso a realizar por un animal que llega a las instalaciones.

Los niños, de entre 6 y 14 años (en este barrio) han paseado por las instalaciones conociendo dónde se encuentran cada tipo de animal. Algunos se han sorprendido al encontrar hasta un caballo o un pony en las inmediaciones. Pero también recogen aves, justamente este viernes, minutos antes de empezar la actividad, unos vecinos ha dejado a dos crías de palomas en el centro.

“¿Por qué tienen eso?” preguntaba uno de los niños al ver diferentes plataformas en la pared del chenil de los gatos. “Porque a los gatos les gusta muchos las alturas y les gusta saltar y estar en alto”, respondía una de las profesionales del centro. “A mi lo que más me ha gustado ha sido el caballo”, ha confesado uno de los pequeños. Por otro lado, los había que preferían los perros, como es el caso de una niña que ha contado cómo junto con su familia participaba en el cuidado de uno que tuvieron en casa. Pilar, otra niña de 9 años, miraba sin saltarse ninguno a cada uno de los perros de los cheniles. “El que más me ha gustado ha sido un blanco que había ahí”, apuntaba.

Portal ha explicado cómo en el proyecto, que ha comenzado hace unas dos semanas y que durará hasta el mes de octubre, trabaja en diferentes temáticas como “habilidades sociales, autoestima, hábitos solidarios o expresión corporal”. Estos pueden estar relacionados también con las faltas a los centros educativos, “algunos motivos del absentismo muchas veces pueden partir de ahí”.

Pero además, también tratan con las familias otras cuestiones como “dinámicas familiares de comunicación en el ámbito familiar, organización y planificación, comunicación en el ámbito familiar, cómo nos expresamos en este ámbito”. Cuestiones que, en definitiva, “vienen bien a cualquier familia”.

Este viernes, lo que han buscado desde el taller, incluido en las habilidades sociales, ha sido “hablar desde la responsabilidad y el cuidado de los animales como un integrante más de la familia”. Además, de la conexión de la responsabilidad con otro ser vivo o persona con la existente con uno mismo. “En el momento en el que te haces responsable de otros seres, también te hace responsable de ti”, ha expuesto el coordinador.

La delegada de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Córdoba, Eva Contador ha asistido para dar la bienvenida a los integrantes del grupo de Las Moreras. Además, lo ha hecho acompañada de la delegada de Exclusión y Servicios Sociales de la Junta en Córdoba, Dolores Sánchez. Contador ha animado a los menores a trabajar y a disfrutar con cada actividad del verano para coger con más fuerzas el próximo curso: “los sueños se cumplen si uno se esfuerza”.

Conociendo el proceso de los animales en el Centro de Bienestar, habiendo hecho las presentaciones con todos los animales, y con el deseo, seguro, de llevarse a alguno para casa, los menores siguen trabajando por su bienestar y el de sus familias.

Etiquetas
stats