Dudas a las puertas de las oficinas del SEPE, donde vuelven al papel tras el ciberataque

Dudas a las puertas de las oficinas del SEPE, donde vuelven al papel tras el ciberataque

El ciberataque que sufrió el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) este martes todavía mantiene en jaque tanto al Ministerio de Trabajo como a los propios trabajadores de las oficinas repartidas por España. En las de Córdoba, la asistencia se ha reducido al mínimo y los usuarios se han acercado para solventar dudas y conseguir que sus trámites online se resuelvan, tarea imposible por el momento.

Según ha podido constatar este periódico, durante la mañana de este miércoles han acudido usuarios que desconocían el incidente de seguridad, que se trata de "la última versión del virus Ryuk", según ha declarado a elDiario.es el director del SEPE, Gerardo Gutiérrez. Sin embargo, otros sí sabían de la situación en la que se encontraba este organismo estatal. Pese ello, han intentado que los funcionarios le solventaran sus trámites, algo que ha sido imposible ya que los ordenadores estaban apagados y no podían utilizarse. Las oficinas, además, tienen deshabilitado el teléfono por lo que la única forma de acceder a ellas es acudiendo in situ.

Por orden de cita previa, los trabajadores han ido atendiendo a quienes esperaban a las puertas de las oficinas. Mientras que a unos los emplazaban a solicitar una nueva cita presencial, algunos -muy pocos- sí han podido acceder a las oficinas ya que sus dudas podían solucionarse con papel y bolígrafo. Los funcionarios consultados sí afirman que este ciberataque influirá de manera notable en aquellas oficinas que tuvieran cierta retraso en la gestión.

La provincia de Córdoba cuenta con 28 oficinas -cinco en la capital- con un total de 235 de trabajadores entre funcionarios y personal laboral. Tal y como explica a CORDÓPOLIS el responsable provincial del SEPE, Antonio Brasero, "existe un contacto continuo y directo con la Dirección General del SEPE que va informando de los avances para poder" restituir la situación. Brasero es positivo y espera que "entre este jueves o mañana viernes" se pueda dar un servicio a la ciudadanía. Para evitar un mayor traslado de usuarios a las oficinas, los trabajadores están intentado contactar con todos aquellos que tuvieran cita previa y retrasarla, por lo que el trasiego en las sucursales se está reduciendo mucho. "Telemáticamente no se puede hacer nada y lo que se está haciendo es, aunque sea, recoger solicitudes".

Para la tranquilidad de muchos usuarios, el cuenta en Twitter del SEPE ha comunicado que el sistema de generación de nóminas no se ha visto afectad por el ciberataque y que el pago de prestaciones por desempleo y ERTE se abonarán con normalidad. Asimismo, los datos personales tampoco se han visto afectados y no ha habido secuestros de información. En ese sentido, Brasero confirma que lo que primero "se ha hecho ha sido recuperar toda la documentación de las bases de datos".

Por último, la página web del SEPE está deshabilitada y es imposible realizar ningún tramite al igual que acceder a información. La información facilitada es que "actualmente se está trabajando con el objetivo de restaurar los servicios prioritarios lo antes posible, entre los que se encuentra el portal del SEPE y luego, paulatinamente, el resto de servicios al ciudadano, empresas, oficinas de prestaciones y empleo".

"Los plazos de solicitud de las prestaciones se amplían en tantos días como estén fuera de servicio las aplicaciones y, en ningún caso, esta situación afectará a los derechos de los solicitantes de prestaciones", continúa el comunicado, que finaliza explicando que "no es necesario renovar la demanda de empleo, que se hará automáticamente o una vez restablecido el servicio sin pérdida de derechos".

Etiquetas
Publicado el
11 de marzo de 2021 - 05:30 h