Diputación prioriza la movilidad urbana sostenible en beneficio del peatón buscando "ciudades más amables"

Infografía sobre una de las intervenciones previstas en Moriles.

La Diputación de Córdoba se está esforzando en "aplicar la sostenibilidad en todos los campos" en los que presta asistencia a los 77 municipios de la provincia, y el diseño urbano es uno de ellos, pues "ya no solo se trata de renovar las calles, sino de diseñar espacios urbanos para que sean los vecinos los que disfruten de sus calles", a través de "una movilidad urbana sostenible, que conlleva dar priorizar al peatón, reducir desplazamientos motorizados y generar, además, espacios urbanos de esparcimiento", buscando con ello "ciudades más amables".

Así lo ha destacado, en declaraciones a Europa Press, la vicepresidenta primera de la Diputación, Dolores Amo, quien ha argumentado que "las sociedades evolucionan", de forma que, "cuando el coche se convirtió en un bien de consumo asequible, se popularizaron sus ventas y en las calles les dejaron más espacio para que el tráfico rodado a motor cumpliese su cometido, transportando a viajeros o mercancías, y para que después pudiesen ser estacionados" los vehículos.

Existe ahora un punto de inflexión, marcado por el cambio climático, que, según ha señalado Dolores Amo, "lleva a preguntarse si realmente existe la necesidad de realizar un trayecto en coche cuando es posible llevarlo a cabo andando, evitando las emisiones de CO2, y si las calles, como espacios públicos, deben alojar a tantísimos vehículos".

Por eso la institución provincial lleva "un tiempo esforzándose por aplicar la sostenibilidad" en este ámbito en los municipios de la provincia y, prueba de ello, son dos iniciativas en las que la Diputación está "volcando recursos económicos y técnicos, como son los proyectos Feder de economía baja en carbono de Villafranca de Córdoba y Moriles, cuya inversión inicial ronda los 780.000 y 900.000 euros, respectivamente".

En el primero, se va a actuar en la calle Alcolea, la principal arteria de la localidad y en la que no se ha actuado desde hace, al menos, medio siglo, y también se intervendrá en la Plaza de Andalucía, un espacio que ocupa unos 5.500 metros cuadrados.

Lo que se hace en este caso, según ha detallado la también delegada de Asistencia Económica con los Municipios, es "transformarla en vía urbana de plataforma única, con prioridad peatonal, reduciendo el ancho de la calzada en favor de los acerados y minimizando las plazas de estacionamiento, destinándolas a personas con movilidad reducida, carga y descarga y vehículos autorizados".

En Moriles, por su parte, la actuación comprende la Plaza de la Constitución y la calle Manuel López Aguilar, con una superficie de unos 5.000 metros cuadrados, y donde, igual que en Villafranca, se opta por conceder más espacio al viandante a través de una plataforma única, reduciendo el ancho de la calzada y favoreciendo también los acerados.

Dolores Amo ha explicado que "se pretende reducir el vehículo privado en los desplazamientos", integrando también las obras en este municipio una nueva configuración de la Avenida de Andalucía, "que actualmente presenta características propias de travesía de una carretera, y que se ha rediseñado para permitir el tránsito peatonal de forma accesible y dotarlo de elementos que favorezcan la integración de urbanismo y medio ambiente".

En consecuencia y de esta manera, la institución provincial diseña "ciudades más amables", y también se reducen las emisiones de carbono en unas 18 toneladas, en el caso de Villafranca, y en 21 toneladas en el municipio morilense.

Otras actuaciones

De igual manera, la Diputación, a través del Servicio de Ingeniería Civil, ya ha aplicado esta filosofía de recuperación de espacios públicos para el peatón en otros municipios de la provincia con fondos propios, con una inversión que supera los 2,7 millones de euros, según ha resaltado la vicepresidenta primera.

Así, en Montoro se ha mejorado la accesibilidad y movilidad al centro comercial abierto, en Peñarroya-Pueblonuevo se han reordenado la calle Constitución y parte de la de Miguel Vigara, y en Doña Mencía ha ocurrido lo mismo con la Avenida Doctor Fleming.

Igualmente, en Monturque se ha llevado a cabo una remodelación de la calle Rafael de Lara, en Torrecampo del Paseo de Gracia, en Rute en las calle Fresno y El Cerro, y en Cabra se ha repavimentado el Paseo Alcántara Romero, mientras que Posadas cuenta ahora con un paseo peatonal hasta la aldea de Rivero y el acceso al cementerio de La Rambla se puede transitar a través de una vía verde.

En la mayoría de los casos, tanto en los proyectos cofinanciados por la Unión Europea (UE), como en las obras ejecutadas con anterioridad a éstos, se han eliminado los estacionamientos para los vehículos privados.

"En Villafranca, por ejemplo, se ha adquirido un solar que contará con 45 plazas, en la calle Barrioblanco habrá otra bolsa para cinco vehículos y seis motocicletas, y en la misma calle Alcolea podrán estacionar seis vehículos de carga y descarga, oficiales y discapacidad, además de 20 bicicletas", según ha indicado Dolores Amo, quien ha dicho que la pretensión de la Diputación es que "este cambio de filosofía llegue a los vecinos y, por eso, tanto en Villafranca, como en Moriles, hay previstas campañas de sensibilización que den a conocer la actuación".

El caso de Bujalance

El hilo conductor del proyecto de movilidad Feder en Bujalance, por su parte, también es reducir la circulación de vehículos motorizados y apostar por la accesibilidad, aunque para ello se opta por ofrecer al bujalanceño un transporte público colectivo propulsado con combustible alternativo.

"Se van a adquirir dos vehículos propulsados con energía alternativa, se crearán nuevos itinerarios de estos vehículos y se instalarán las paradas", según ha comentado la vicepresidenta primera, quien ha precisado que el presupuesto inicial de esta actuación, subvencionada en un 80 por ciento por el fondo Feder, asciende a 400.000 euros.

"Lo que hemos pretendido con este proyecto --ha añadido-- es promover el cambio de hábitos de movilidad entre residentes y visitantes a la hora de planificar sus desplazamientos al centro y otros focos de interés de la localidad, como el centro de salud, los centros escolares y la piscina municipal".

Con los dos microbuses se generarán dos recorridos, la línea 1 y la 2, que compartirán paradas en la calle Doctor Fleming, la Plaza de Andalucía, Ancha de Palomino y Plaza Juan Díaz del Moral. La 1 contará con ocho paradas más, mientras que la 2 tendrá 13 más.

En definitiva, según ha concluido Dolores Amo, "queremos convertir nuestras localidades en ciudades más amables y respetuosas, pensando en el hoy y, a la vez, en el mañana", es decir, que "la Diputación tiene que gestionar con la mente puesta en la generaciones venideras", pues "esa es la manera en la que debemos evolucionar".

Etiquetas
Publicado el
20 de junio de 2021 - 04:09 h
stats