Abre en Córdoba el primer supermercado de Andalucía gestionado por personas con discapacidad

Inauguración de un supermercado de inserción laboral de personas con discapacidad que impulsa la propia Fundación Prode

Cañero es como un pequeño pueblito dentro de la ciudad y su plaza, la máxima expresión del encuentro vecinal y de los establecimientos de toda la vida. Y, desde el pasado miércoles, los habitantes de este barrio de Córdoba cuentan con un supermercado que es mucho más que una oferta ingente de productos. Es la puerta a una nueva vida de nueve personas que tienen algún tipo de discapacidad y que, entre todos, gestionarán la tienda Prossima Market, una apuesta de la Fundación Prode junto con Supemercados Piedra con la que Córdoba se sitúa como la primera provincia andaluz en contar con un supermercado de esta índole.

Tal y como cuenta a Cordópolis el presidente de Prode, Blas García, la fundación sondeó hace un par de años la puesta en marcha de un supermercado gestionado íntegramente por personas con discapacidad. La organización planteó la idea a diferentes cadenas de distribución y fue finalmente Supermercados Piedra la que decidió apostar por ella gracias a su franquicia Prossima Market.

Un estudio de mercado propio y “las señas de identidad del barrio de Cañero” hicieron que Prode se decantara por esta zona de Córdoba. Una vez elegido el local y la empresa con la que andar este camino, la fundación inició un proceso de selección de empleo de personal a través del Servicio Andaluz de Salud que dio como resultado la contratación de estas nueve personas, que tienen entre 30 y 50 años. Uno de estos trabajadores es Juan Antonio, de 54 años y vecino de Valdeolleros. Presenta un grado de discapacidad del 65% y ya llevaba “unos pocos años” sin trabajar. Asegura que siempre ha ocupado puestos en el sector de la hostelería, “aunque de vez en cuando pensaba en trabajar algún día en un supermercado”. Ahora mismo, afirma, “lo mejor que hay es el compañerismo” en un barrio “donde hay personas mayores y son todas muy amables”.

Para una mejor adaptación a cada puesto de trabajo, explica García, los empleados se han formado desde el pasado mes de marzo en la escuela taller que la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía facilitó a Prode. “La adaptación tiene que ser de 360 grados: de la persona al puesto y del puesto a la persona”, comenta el presidente de Prode, para quien la formación “sin orientación a un empleo no tiene sentido”. Esta es una de las palabras más repetidas por García, quien insiste en el valor del trabajo y del empleo para “encontrar y dar sentido a la vida; para que las personas se sientan bien, al fin y al cabo”.

A raíz de este proyecto, el presidente de Prode ha puesto sobre la mesa la necesidad de más inicitivas orientadas al emprendimiento social dirigido al empleo de personas con discapacidad. “Hemos visitado otras comunidades autónomas donde hay iniciativas muy potentes pero Andalucía es la que tiene el índice más bajo de emprendimiento social en España y, a su vez, nuestro país tiene el más bajo de Europa. No entendemos cómo puede ocurrir esto”, ha denunciado, señalando que “solo trabaja una de cada cuatro personas con discapacidad, por lo que hay una necesidad inmensa de crear empleo”.

Si se cumplen las previsiones que manejan desde Prode, este supermercado será todo un éxito, por lo que la fundación no descarta abrir otra tienda en otro barrio de Córdoba. “Si vemos que podemos crear empleo, sin lugar a dudas, abriremos otro. En esfuerzo no vamos a reparar, ni mucho menos”.

Esta iniciativa se une a otras con las que Prode facilita el empleo a casi 800 personas entre las 30 unidades de negocio mercantil con las que ya cuenta, concluye García.

Etiquetas
stats