El 86% de las familias cordobesas, preocupadas por que sus hijos sufran bullying este nuevo curso

bullying - El acoso escolar es una lacra en aumento | PIXABAY

El 86,5% de los padres de un niño de seis a 12 años en Córdoba han mostrado su preocupación por que sus hijos sufran bullying en este nuevo curso escolar. Este es uno de los datos obtenidos en la encuesta Vuelta al cole: preocupación y problemas de salud en los niños y niñas cordobeses que han realizado desde el colegio de Enfermería de Córdoba. 

El sondeo se ha realizado entre las familias de la provincia y entre las patologías que más preocupan a las familias están la bronquiolitis infantil y el asma -en niños de 0 a 3 años- y en un 66%,7% en niños de tres a seis años. A los padres de adolescentes, en cambio, lo que mayor preocupación les genera son las adicciones tanto a sustancias legales como ilegales, o incluso a las tecnologías. 

En el caso de esta última adicción, ha sido un 85% de los familiares de niños entre 12 y 16 años los que han mostrado inquietud. Al alcohol, ha sido un 82,2%. Otro de los grandes problemas es el bullying, que inquieta a un 84,9% de los encuestados. El problema, se traslada también a los hijos de menos edad, entre 6 y 12 años, alcanzado la preocupación por este acoso a un 86,5% de los padres. 

Frente a todas estos problemas que afectan a la salud tanto física como mental de los menores, enfermeras de distintos centros hospitalarios de Córdoba, han expuesto este miércoles varios consejos. Por su parte, la Supervisora de Enfermería del Servicio de Pediatría del Hospital San Juan de Dios, Ana de la Bella ha expuesto que en cuanto a las enfermedades infecciosas -que son las que más atacan en la etapa infantil- la prevención es fundamental. De la Bella ha establecido tres pilares: la vacunación de hijos y adultos cuidadores; evitar la transmisión y el lavado de manos. Según ha indicado, “este es el factor más importante”. 

Asimismo, ha informado de que lo mejor es que si el niño se encuentra afectado por alguna de estas patologías, no acuda a clase hasta pasadas las 24 horas sin fiebre. “A urgencias solo hay que acudir en caso de que haya dificultad para respirar, si marca las costillas al respirar, le suena el pecho o tiene pitos”, ha aclarado De la Bella.

Las preocupaciones sobre los hijos en Educación Primaria 

En la siguiente etapa educativa, la primaria, el problema con mayor incidencia es la pediculosis (piojos) con un porcentaje del 25,8% de incidencia. Sobre esto, la experta en Pediatría y referente de la Unidad Neonatal del Hospital Quirón Salud de Córdoba, María del Mar Muñoz, ha expuesto varios consejos. Entre ellos, revisar con frecuencia el pelo de los niños así como usar lacas, gominas o acondicionadores “que evitan que se adhieran al pelo”; y concienciar a los hijos de que no compartan con otros niños peines, cepillos, gorras, bufandas o toallas. Muñoz también ha querido acabar con el estigma de que los piojos son por falta de higiene.

Otro de los problemas mayoritarios de esta etapa es la obesidad infantil, para su prevención Muñoz ha señalado que “el niño debe desayunar todos los días, hay una relación entre los niños que no desayunan y que padecen obesidad”. Además de promover la actividad física, “al menos 60 minutos al día”. En cuanto al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) la enfermera ha recomendado dar a conocer al centro educativo sus sospechas o diagnóstico así como “no saturar con órdenes y no darlas con la palabra 'no', siempre enunciados positivos”.

Los adolescentes y las adicciones

Por último, en la etapa de la Secundaria, entre los 12 y los 16 años, lo que más inquieta a los progenitores son las adicciones, tanto a sustancias legales -tabaco o alcohol-; ilegales -marihuana o cocaína- o a las tecnologías. La preocupación de las familias se encuentran en un 85% en el caso de la adicción a dispositivos tecnológicos y un 82% al alcohol, seguido con 79,4% de las drogas.

Al respecto, la coordinadora provincial de las enfermeras referentes de centros educativos de la provincia, Inmaculada Algar, ha establecido un decálogo para las familias. En este se encuentran entre otro las siguientes recomendaciones: mantener una buena comunicación; conocer las actividades que realizan; hablar sobre las drogas y sus consecuencias; evitar las conductas erróneas del uso de las tecnologías como facilitarles el acceso por conveniencia, “como premio” y no prohibir su uso de manera tajante. Y lo más importante, acudir a un profesional si es necesaria.

Las Federaciones de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado

Por último, la vocal de la Junta Directiva de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado de centros públicos de Córdoba, Laura Peñalver, ha informado que de cara a la vuelta al cole las familias presentan distintas preocupaciones. Pero sobre todo por virus y resfriados en los más pequeños, y las preocupaciones por problemas de carácter emocional a medida que los niños son más grandes. Estos pueden ser el estrés, la autoestima, el acoso escolar o cuestiones relacionadas con el sobrepeso.

Desde la Federación de centros privados, María Luisa Lucena ha expuesto que a los padres les preocupa, además de todas estas cosas, también la vuelta a la total normalidad en las aulas. Y por último, “que se vuelve a hablar de enfermedades que creíamos que habían desaparecido”. Por todo esto, los padres y enfermeros de la provincia creen que sería necesaria la figura de un enfermero o enfermera en cada centro educativo. Una manera más directa y cercana de orientar a los padres y también a los niños, ayudándolos a afrontar sus problemas tanto físicos como psicológicos.

Etiquetas
stats