¿Demasiado ruido en tu cabeza? ¿Has pensado en un retiro este otoño para meditar?

Paisaje otoñal | PIXABAY

Párese un momento a pensar. ¿Cuántos estímulos le rodean? El teléfono. El móvil. Los mensajes de correo electrónico. Los chats en WhatsApp y en Messenger. Las alertas de Facebook, Twitter o Instagram. La televisión. Los avisos de medios de comunicación a los que puede estar adherido. Los registros de las últimas conexiones. Los doble checks azules.

El ruido de la calle es una suave melodía comparado con el follón que resuena en su cabeza todos los días. Una contaminación acústica que sólo usted oye porque es personal e intransferible. ¿Quiere dejar de escucharla al menos durante un rato? ¿O al menos gestionarla mejor? Cada año, miles de personas se suman a una ola que busca retiros temporales en los que poder resetear los discos duros de su cabeza, tomar aire, relajar su conciencia y centrarse.

Muchos de estos espacios están vinculados a una corriente de pensamiento personal conocido como mindfulness. Básicamente, consiste en ejercitar la capacidad de estar en el presente y de calmar la mente; un entrenamiento que tiene como objetivo último el desarrollo de esta habilidad. Su propósito es producir un cambio en nuestra forma de relacionarnos con nosotros mismos y con el resto del mundo.

Su práctica se está convirtiendo en un modo de vida para muchas personas, en especial en grandes áreas urbanas donde la presión y los estímulos son mayores. En definitiva, el mindfulness pretende enseñar qué es la conciencia plena, qué es la meditación y cómo se puede prevenir el estrés y aliviarlo.

Retiros de este tipo empiezan a ofrecerse cada vez más. Uno de ellos es el que van a desarrollar Fiona James y María José Pedraza el 6 y el 7 de octubre en el albergue Fuente Agria, de Villafranca de Córdoba. En esta experiencia, denominada Retiro de Otoño, se busca compatibilizar las enseñanzas de relajación, motivación y meditación del mindfulness con dinámicas enfocadas al desarrollo de la creatividad como búsqueda del desarrollo personal.

Etiquetas
stats