La revolucionaria 'low cost' telefónica que ha nacido en Córdoba

Un teléfono móvil.

Hace apenas un mes, Magtel, una compañía familiar con 30 años de vida y sede en Posadas, ha lanzado lo que es una de sus apuestas más revolucionarias: una operadora low cost de telefonía con la que pretende competir, de tú a tú, a nivel nacional. Sus números, y sus ofertas, convierten esta apuesta en una de las más ambiciosas de un sector que se está atomizando y que, de paso, está provocando unos enormes ahorros a los usuarios en un servicio que, hasta hace no muchos años, era prohibitivo.

Oléphone (con su nombre cañí) ha nacido en Córdoba pero para dar servicio en toda España. Magtel lleva explorando el mercado años. Hace ocho creó Omsicom, una compañía con vocación andaluza que prestaba servicio pero solo “donde teníamos fibra propia”, explica Andrés Jiménez González, director de Desarrollo, Negocio y Márketing de Oléphone. El año pasado, la compañía firmó un acuerdo con Vodafone para poder usar su red 4g+. Y a partir de ahí “nos embarcamos como operador virtual” y “vamos a trasladar el margen al cliente”.

Hace solo un mes que nació oficialmente Olephone, que pretende crecer de manera espectacular haciendo una oferta hasta ahora revolucionaria: ofrecer una tarifa ilimitada de datos a un precio muy bajo (25 euros). “Es arriesgado por un lado pero es la tendencia del mercado”, explica Andrés Jiménez. “Aspiramos a ser un actor importante en el sector. No hemos nacido para quedarnos en 6.000-10.000. Tenemos vocación de permanencia”, detalla.

Con solo un mes de vida son ya el séptimo operador que más clientes está captando en la actualidad. El objetivo que tiene fijado Oléphone en su Plan Estratégico es llegar a las 500.000 líneas en tres años. De momento están testando el mercado en Córdoba para en enero de 2021 lanzar una campaña ya en toda España, para lo que se ha reservado una fuerte inversión.

Ahora mismo, la compañía cordobesa ofrece cuatro paquetes: siete gigas por 7,50 euros, diez gigas por 9,50 euros, 20 gigas por 14 euros y una tarifa ilimitada por un precio único de 25 euros. En enero sacarán al mercado los paquetes convergentes “con la misma filosofía disruptiva”: Es decir, habrá fibra de unos megas y unos gigas que se podrá compartir entre varias líneas. En principio serán tres paquetes: uno de 100 megas y 50 gigas, otro de 300 megas y 100 gigas y finalmente otro de 600 megas y 200 gigas. El objetivo es que este paquete pueda ser compartido por amigos o familiares, y que los gigas que no gaste uno se los pueda gastar otro.

Como el objetivo es convertirse en un operador nacional, para primavera también tienen previsto sacar al mercado otros dos productos más. En marzo, un servicio de televisión OTT. Y en abril, una oferta sobre el Internet de las Cosas “a través de nuestros sensores y gatewait dedicados al control domótico y analítico del uso y comportamiento de los habitantes del hogar”.

Aparte está el crecimiento futuro. Una vez que Vodafone implante el 5G, Oléphone también ofrecerá este servicio que revolucionará sobre todo el internet de las cosas.

Etiquetas
stats