Adif mejora los sistemas de telecomunicaciones y energía de la línea AVE Madrid-Córdoba-Sevilla

Un tren AVE, en la provincia de Córdoba

El Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad (Adif AV) ha autorizado la adjudicación del contrato para la ejecución del proyecto de infraestructura de telecomunicaciones y energía de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Sevilla por un importe de 68.371.443,95 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 48 meses.

El contrato, que ha sido adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por Sistemas y Montajes Industriales y Sistem Security Check, abarca la totalidad de la línea y entre sus objetivos se encuentran los siguientes:

  • Renovación de las instalaciones para poder mantener el servicio ferroviario mejorando la disponibilidad.
  • Incremento de la capacidad de la línea y regularidad en las circulaciones de los trenes.
  • Mejora de la fiabilidad de las instalaciones.
  • Racionalización y optimización de la explotación ferroviaria de acuerdo con las necesidades de los distintos operadores.

Principales actuaciones

Para llevar a cabo esta actuación se acometerán tareas de tendido de nuevo cable de fibra óptica a lo largo del trazado, así como mejoras en el suministro de energía a los equipos de señalización y comunicaciones. Para ello se llevará a efecto el tendido de cable de energía de 750 voltios de corriente alterna por ambos lados de la plataforma entre Madrid y Sevilla, duplicando el suministro actual. Además, se procederá a la sustitución de cuadros de energía, transformadores, sistemas de alimentación ininterrumpida y baterías, entre otras instalaciones.

La LAV Madrid-Sevilla, que lleva en funcionamiento cerca de 30 años, fue la primera línea de alta velocidad que entró en servicio en España, en abril de 1992. Esta línea continúa prestando su servicio con el mismo nivel de calidad con el que fue concebida gracias a la aplicación de un estricto y riguroso plan de mantenimiento durante todos estos años. No obstante, en base al ciclo de vida de los elementos, se ha considerado necesario realizar diversas tareas de mejora de la superestructura, que garantizarán que la línea siga ofreciendo en el futuro los altos estándares de fiabilidad y confort que ha ofrecido hasta ahora.

En este sentido, se ha previsto el despliegue del ERTMS Nivel 2 en dos fases: la primera entre Madrid y Córdoba, y la segunda, entre Córdoba y Sevilla. La instalación se realizará coordinadamente con el proyecto de instalación de la segunda capa del sistema de comunicación móvil GSM-R, así como con el proyecto constructivo para el tendido de cables de fibra óptica y para la instalación de las líneas de alimentación a 750 voltios, anteriormente mencionado.

Estos trabajos contribuyen a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 9 (Industria, Innovación e Infraestructura), que tiene entre sus metas el desarrollo de infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad.

Esta actuación va a ser financiada por la Unión Europea- NextGenerationEU.

Etiquetas
stats