Los partidos miran a San Telmo para poner en marcha su maquinaria

Una urna electoral | ÁLVARO CARMONA

Es el secreto andaluz mejor guardado. ¿Cuándo serán las elecciones al Parlamento de Andalucía? La incógnita solo la puede despejar la inquilina de San Telmo, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a la que todos los partidos miran, incluido el suyo, antes de poner en marcha la maquinaria electoral, aunque algunos ya lo han hecho.

Curiosamente, han sido Adelante Andalucía (la confluencia de IU, Podemos, Equo y Primavera Andalucista) y Ciudadanos las formaciones que ya han hecho su trabajo y elegido a sus candidatos en la provincia. Pero ni el PSOE ni el PP han elaborado lo que siempre genera más tensiones: la lista electoral al Parlamento de Andalucía por la provincia de Córdoba. Los dos partidos, los históricos, se han tomado con calma el supuesto adelanto electoral.

Los primeros en cerrar su candidatura fueron los militantes de Ciudadanos. En primarias designaron a Fran Carrillo como cabeza de lista por la provincia, seguido de la actual parlamentaria Isabel Albás. Después llegó el turno de la confluencia de Adelante Andalucía. Córdoba es una de las dos provincias donde la número uno será para una militante de IU, en este caso Ana Naranjo, que estará sucedida en el número dos por David Moscoso, actual parlamentario andaluz por Podemos.

Pero poco se ha especulado con la lista electoral que tienen que presentar los dos grandes partidos, PSOE y PP. Los socialistas trabajan con ventaja. Solo ellos conocen de verdad los tiempos que maneja Susana Díaz. Y de momento, no hay movimientos en la avenida del Aeropuerto para elegir a una candidatura que previamente tiene que ser visada por sus órganos de partido.

En 2015, los socialistas presentaron como número al actual presidente del Parlamento y entonces secretario provincial del PSOE, Juan Pablo Durán. Número dos era la actual diputada María Jesús Serrano. Y el tres Jesús María Ruiz. Probablemente, Durán repita en la plancha de las futuras elecciones, sean en la fecha que sean, pero poco ha trascendido de los nombres que lo acompañarán. Por primera vez, el PSOE contra en Córdoba todas las administraciones públicas: Ayuntamiento, Diputación, Junta y Gobierno. Por eso, no son muchos los nombres que están sonando para ocupar un lugar destacado en la lista.

Diferente es lo que ocurre en el PP. El actual presidente de honor de los populares cordobeses, José Antonio Nieto, cesó en el cargo como secretario de estado de Seguridad tras la moción de censura. Nieto no ha abandonado la política. Pero no está claro si volverá a Madrid como número uno por Córdoba al Congreso de los Diputados o lo intentará en el Parlamento de Andalucía. De su elección dependerá la candidatura y probablemente también el futuro del PP andaluz.

En 2015, la número uno del PP al Parlamento fue Rosario Alarcón. Alarcón se presentó a las primarias para ser presidenta provincial del partido frente a Adolfo Molina, y acabó perdiendo las elecciones internas. Ahora está por ver que en la futura candidatura ocupe un puesto de salida en la plancha. El propio Molina, que fue el número dos entonces, apunta también a encabezar la candidatura.

Y la fecha, ¿para cuándo?

Mientras, todo son rumores. En los mentideros políticos de la ciudad se especula con que este viernes es la fecha elegida por Susana Díaz para anunciar el adelanto electoral. De hacerlo, se sospecha que las elecciones podrían ser o el último domingo de noviembre o el segundo de diciembre.

Antes, la presidenta quiere dejar aprobadas tres leyes importantes para el PSOE. Se trata de una reforma de la ley de Igualdad de Genero, la ley Audiovisual de Andalucía y una ley de Medidas frente al Cambio Climático, que se debaten este miércoles en el Parlamento. Las tres contarán con el apoyo de Ciudadanos, pese a que el partido naranja rompió su pacto de investidura con el PSOE hace varias semanas.

Etiquetas
stats