“Ya no es necesario matar a un periodista para callar al periodismo”

FOTO: MADERO CUBERO
Claudia Julieta Luque, periodista colombiana amenazada por todos los grupos armados de su país, imparte una conferencia en Derecho

“Ya sabemos que no es necesario matar a un periodista para acallar al periodismo”. Claudia Julieta Duque suelta esta declaración y se va corriendo. Apura su café de un sorbo. En el Aula Magna de la Facultad de Derecho la esperan casi dos centenares de alumnos. Esta periodista es una de los 94 profesionales de la información que están amenazados de muerte en Colombia por contar cosas y se dirige a los alumnos cordobeses para decirle varias cosas, pero sobre todo una: “La autocensura de hoy de los periodistas es terrible”. A la precariedad (calcula que el 70% de sus compañeros trabaja en pésimas condiciones económicas), en Colombia se suma el miedo “porque uno sabe que cuando te amenazan te pueden matar”.

Claudia Julieta Duque es periodista investigadora especializada en temas de derechos humanos, impunidad, paramilitarismo, violencia y conflicto armado. Por su investigación sobre el homicidio de Jaime Garzón (1999) sufrió innumerables persecuciones por parte del Estado colombiano, desde un secuestro hasta múltiples amenazas y un intento de desaparición forzada, hechos que la llevaron al exilio en tres ocasiones. Hoy está probado que tras esas intimidaciones se encontraba el Departamento Administrativo de Seguridad (policía secreta de Colombia, conocida como el DAS), que además interceptó ilegalmente sus teléfonos, correos electrónicos y realizó durante al menos ocho años seguimientos permanentes e ilegales en su contra así como rastreos a sus cuentas bancarias, hechos que se hicieron extensivos a sus familiares más cercanos y hasta a sus amigos de infancia. El DAS también elaboró un instructivo de amenazas en contra suya y de su hija en el año 2004.

Ahora, ha aprovechado su visita a España para decir una cosa que todavía no ha dicho en Colombia: “El actual proceso de paz en Colombia es un acuerdo de impunidad”. El próximo 15 de noviembre arrancan los diálogos de paz entre la guerrilla de las FARC y el Gobierno de Colombia, presidido por Juan Manuel Santos. “Han hecho un pacto muy similar al que el Gobierno alcanzó con los paramilitares en 2005”, denuncia. En los últimos meses, el Gobierno colombiano “está aprobando leyes para facilitar la impunidad” de los crímenes cometidos por la guerrilla. “Es un camino falso hacia una paz falsa”, insistió Duque.

En el año 2011, la revista Newsweek calificó a Claudia Julieta Duque como una de las diez mujeres periodistas que más arriesgan su vida por informar, y Daily Beast la nombró como una de las 150 mujeres más destacadas del mundo. Por eso, se siente tan libre para denunciar lo que a su juicio está pasando otra vez en Colombia, el cerrar el proceso de paz a toda costa aunque queden impunes crímenes gravísimos porque, según ella, el objetivo que persigue el Gobierno es que lleguen las grandes multinacionales, “la locomotora minera” y el dinero del extranjero para invertir en la zona que hoy controlan las FARC.

Duque es resolutiva e impulsiva. Capaz de deslumbrar con tres titulares en casi cinco minutos y correr hacia una clase repleta que le aplaude. Es mujer y es periodista en Colombia. Pero nunca se calla.

Etiquetas
stats