“No nos invitéis al entierro de la Escuela Municipal”

FOTO: MADERO CUBERO
El Pleno aprueba crear una comisión para evaluar qué hacer con el centro Félix Ortega a la vez que los padres denuncian que su cierre ya está decidido

"No nos invitéis a presenciar un entierro: el entierro de nuestra Escuela Municipal Félix Ortega". El portavoz de la Asociación de Padres y Madres El Catón, Javier Pérez Moreno, se ha dirigido en estos términos al Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, que ha decidido con los votos del PP y los cinco concejales de UCOR iniciar una comisión para evaluar qué se hace con este centro educativo.

Los padres, los concejales del PSOE y de IU han asegurado que "la decisión está tomada". De hecho, el portavoz del PSOE, Juan Pablo Durán, ha esgrimido una providencia firmada por la concejal de Educación, María Luisa Arcas, el pasado 4 de octubre en el que le pide un informe a la Secretaría del Ayuntamiento para que emita informe "para que señale la legislación aplicable y el procedimiento a seguir para llevar a cabo la supresión del servicio público citado", la Escuela Municipal.

El equipo de gobierno del PP ha culpado de la situación a la Junta. El portavoz Miguel Ángel Torrrico ha defendido que es "la Junta de Andalucía la que tiene las competencias absolutas en materia de educación" y quien debería haber concertado las plazas de la Escuela Municipal de Córdoba para mantener el servicio. La concejal de Educación insistió en que "este curso hemos tenido la sensibilidad de mantener el curso puente [el actual] para que las familias no se vean perjudicadas".

El Pleno ha aprobado la creación de una "comisión de expertos" que tendrá que evaluar si el Ayuntamiento debe mantener o no el servicio público municipal, y sobre todo determinar si es viable, según Torrico.

A la sesión asistieron unos 40 padres y madres que tienen a sus hijos en este centro. El portavoz se dirigió al Pleno denunciando que la decisión estaba tomada y esgrimió una grabación telefónica (que no pudo reproducir en el Pleno ante la amenaza de estar violando la Ley de Protección de Datos) en el que una funcionaria del Ayuntamiento a llamada de un padre asegura que la escuela sigue teniendo plazas pero que como la escuela infantil va a extinguirse no se admite ninguna matrícula nueva. "¿Qué se va a investigar, por tanto, en esta comisión si ya están decididas las cosas?", denunció el portavoz de la asociación El Catón.

En la Escuela Infantil Municipal trabajan nueve educadores y hasta ahora ofertaba 112 plazas, de las que sólo 48 están ocupadas. Desde el Ayuntamiento argumentan el elevado coste de la instalación, que cifran en 734.000 euros al año. El Consistorio recolocará en otras dependencias y servicios a los trabajadores, pues la mayoría son funcionarios. En abril de este año, la concejal María Jesús Botella (PP) llegó a calificar de "ikastola comunista" esta escuela y ya vaticinó su cierre.

Tanto Arcas como Torrico aseguraron que cada niño matriculado en la Escuela Municipal tiene un coste para el Ayuntamiento de 2.222 euros al mes.

Etiquetas
stats