Nieto pide a los abstencionistas del PP analizar las consecuencias

.
El exalcalde de Córdoba y presidente del PP analiza el resultado electoral que le ha apartado del gobierno municipal

“Hola amigos. Hace tiempo que no he tenido tiempo o ánimo de aparecer por aquí”. Así comienza un texto publicado esta tarde en el perfil de Facebook del exalcalde del PP, José Antonio Nieto. En el mismo, el presidente del Partido Popular en Córdoba culpa de su fracaso electoral -ganó las elecciones pero sin mayoría absoluta- a la abstención de sus propios votantes. Y a esas personas que le apoyaron en 2011 pero no en mayo les pide que analicen “las consecuencias de su decisión”.

“La verdad es que, aunque hemos tratado de superar la situación de la mejor forma posible, no ha sido fácil asumir que el proyecto que queríamos ofrecer a nuestra ciudad y a nuestros vecinos va a sufrir un parón durante los próximos cuatro años”, lamenta Nieto.

“Una vez más no nos ha servido de mucho ganar las elecciones”, continúa, antes de apuntar directamente a aquellos que decidieron no acudir a votar. “Por más que insistimos durante meses en que era importante participar y que sólo había dos opciones: o la continuidad del cambio que iniciamos en 2.015 o un batiburrillo de algo por definir, no todo el mundo entendió nuestro mensaje. Bueno, pues ya se definió el ”batiburrillo“: PSOE+IU con la supervisión de GANEMOS-PODEMOS. Aceptar esa realidad no ha sido fácil para muchos cordobeses, pero seguro que entendéis que ha sido especialmente difícil para mí y para mis compañeros”.

“Han sido días difíciles, complejos, duros...”, reconoce Nieto. “Lo que más nos ha costado es encontrar una explicación a este resultado. Intuíamos que una nueva mayoría absoluta era muy difícil, pero también considerábamos difícil que se pudiera producir un resultado como el que conocimos en torno a las 22.00 del día 24 de mayo”. Pero lo más duro para el PP, según el relato de su líder, es “saber que ese resultado no se ha producido por un ”vuelco“ electoral, sino por la decisión de muchos votantes de, ni siquiera, ejercer su derecho al voto. Esa abstención ha sido la que nos ha separado del gobierno y nuestra primera obligación es analizar las razones que la han provocado”.

El exalcalde afirma que “los electores, los ciudadanos jamás son los culpables de lo que sucede, pero sí deben ser responsables de sus decisiones. A nosotros nos toca descubrir las razones que llevaron a esa desmotivación, corregir los errores que pudimos cometer para provocarla y, a quien optó por ello, analizar las consecuencias de su decisión”.

A lo largo de estos casi dos meses, Nieto afirma que le ha dado “muchas vueltas a muchas cosas”, pero hay algo de lo que dice seguir estando seguro: “La política sigue valiendo la pena”. Por eso comienza una larga lista de gracias a “los más de 52.000 cordobeses que nos distéis vuestro voto”. Gracias, también, “a los cientos y cientos de personas que nos habéis mandado cartas, emails, WhatsApp,... con palabras cariñosas que, en los peores momentos, nos han permitido mirar adelante y creer que ha valido la pena el trabajo realizado”. Gracias, además, “a quienes nos habéis dicho que no fuisteis a votar por distintas razones, pero que jamás pensásteis que eso iba a provocar un cambio de gobierno”. Gracias, de nuevo, “a quienes, desde la discrepancia política, nos habéis manifestado vuestro cariño y respeto por el trabajo realizado”.

Todo eso hace que hoy, “analizando con la experiencia de los años, pero valorando con la ilusión de siempre”, Nieto afirme que en el PP “queramos seguir defendiendo nuestro proyecto para los cordobeses, con el mismo compromiso que lo hemos hecho desde el gobierno, ahora lo haremos desde la oposición”. Así, subraya que su objetivo fundamental será que “Córdoba siga mejorando y, al mismo tiempo, dar argumentos a quienes nos votaron para seguir haciéndolo y, a quienes no lo hicieron en esta ocasión, para que vuelvan a hacerlo en el futuro”.

Y, para acabara, Nieto se despide: “Queridos amigos, Córdoba merece la pena, los cordobeses necesitamos creer en nosotros mismos y confiar en nuestro futuro. Juntos hemos demostrado que Córdoba puede aspirar a metas ambiciosas y puede salir de situaciones de angustia como las que vivimos hace cuatro años.

Gracias, mil gracias a todos, y a seguir trabajando“.

Etiquetas
stats