Manuel Torres presenta su candidatura a rector de la UCO

Manuel Torres junto al rector Jose Manuel Roldán Nogueras FOTO: MADERO CUBERO
El candidato dimite como vicerrector de Coordinación, Estudiantes y Cultura y afirma que prepara un equipo nuevo que le acompañe en su candidatura

Manuel Torres ha dimitido como vicerrector de Coordinación, Estudiantes y Cultura para presentar su candidatura a rector de la Universidad de Córdoba (UCO). Torres, que lleva ocho años en el equipo de gobierno del actual rector, José Manuel Roldán Nogueras, también fue decano de la Facultad de Derecho. Y ha sido allí donde ha anunciado que deja su actual puesto para preparar su candidatura de cara a las próximas elecciones para el máximo cargo de la Universidad. El ya candidato es el primero que se postula en esta carrera en la que se habla de que otro miembro del actual equipo podría dar el paso al frente.

Torres ha comparecido con un marcado tono de mitin, aunque ha insistido en que su dimisión y anuncio no forma parte de una “estrategia electoralista”. En una larga comparecencia leída, ha elogiado el trabajo hecho por Roldán a lo largo de los ocho años que ha llevado a la UCO “a ser la mejor Universidad de Andalucía y una de las mejores de España”. A pesar de este reconocimiento, Torres ha insistido en que quiere presentar un equipo nuevo, dando a entender que van a ser muy pocos de la actual directiva los que repitan.

“No va a ser un equipo que rompa con el pasado porque insisto en que es un buen legado el que nos queda, pero tampoco será un equipo seguidista. Será un equipo que aprenda de la experiencia, del pasado. Porque aunque se haya hecho bien, todavía se puede hacer mejor”, afirmó el exvicerrector.

Torres es consciente de que si resulta elegido, le tocará lidiar con una de las épocas más duras de la UCO por los férreos recortes económicos a los que el Gobierno está sometiendo a las universidades. “Y tengo experiencia”, ha señalado. “No solo por los últimos cuatro años, que han sido muy duros, sino por mi etapa de decano, que coincidió con los años de convergencia con Europa y teníamos muchos impagos”, ha proseguido. Y las expectativas, reconoce, no son precisamente positivas. “Todavía nos quedan dos o tres años duros”, ha afirmado.

Etiquetas
stats