El transporte cordobés se suma al paro nacional por el precio del combustible: “Esto es insostenible”

Los precios de la gasolina y el diesel siguen subiendo

La subida diaria del combustible a precios desorbitados afecta a toda la población y lo hace aún más a quienes viven del transporte. Después de que la patronal desconvocara un paro indefinido antes de Navidad, ahora ha sido la Plataforma para la Defensa del Sector de Mercancías por Carreteras quien lo ha vuelto a convocar para el 14 de marzo. El paro también ha sido convocado en Córdoba, donde se suceden los profesionales y asociaciones de transportistas que anuncian que se van a sumar al mismo.

El cordobés José Madueño lleva siendo camionero autónomo desde hace 32 años y asegura que la situación “nunca ha estado como ahora”. “En el 92 hubo una crisis, el sector ha tenido sus más y sus menos, pero esto es un disparate”, ha expresado a Cordópolis. Por ello, los autónomos como José han hecho un llamamiento desde la Plataforma para que el Gobierno se siente a negociar. “Tienen que rebajar también las tasas de impuestos, al final, esto es una cadena y va a repercutir a todos”, indica.

En el otro lado está Tomás Aranda, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios del Transporte de Mercancías por Carretera de Córdoba (Atransmerco), que muestra su apoyo a sus compañeros de sector. Entendiendo que ellos “tienen menos fuerza para repercutir en los precios porque solo tienen un camión”. Los empresarios, por su parte, están “repercutiendo poco a poco a los clientes en los precios”, cuenta Tomás.

Pero igualmente, el empresario está de acuerdo con cómo les está afectando la subida del combustible, “vengo de echar gasolina y he pagado casi dos euros por el litro”, se queja. Lo positivo para ellos, según aclara es que “estamos subiendo a los clientes el precio y de momento no está tan mal” aunque a su vez les resulta “un fastidio” porque pierden clientes, aunque “luego vuelven porque el otro también lo ha subido”. Una situación que se convierte en “un problema porque no hay estabilidad”.

“Te queda un sueldo mísero”

José explica que su trabajo depende del de los patronos. “Estamos en sus manos, si ellos cobran ajustadillos... a nosotros nos pagan ellos”. Una situación con la que no pueden “trabajar dignamente”, ni ellos, ni los empresarios, “ni nadie”.

La solución que ve José, aparte de lo que reclaman, es que “tienen que subir mucho los portes como para que esto se pueda soportar”. Según detalla, del 100% de su facturación en torno a un 45 o 50% era para cubrir los gastos de gasoil, ahora calcula que este ha subido hasta el 65 o 70%. “Nos quedaría un 30% que es insoportable para un transportista, te queda un sueldo mísero”, expone.

Madueño manifiesta que no conoce en qué situación se encuentra la convocatoria, o si está habiendo o no alguna conversación. “Estoy a ciegas, no me han mandado nada, no sabía que había huelga hasta hace cuatro días”. Pero pese a la inmediatez con la que le ha llegado la noticia asegura estar de acuerdo, “no me extraña que paremos el día 14 porque así no se puede estar”.

Positivo, José cree que el problema tiene solución pero que “está en manos de los lobbys y de las multinacionales que son las que tienen que cambiar el rumbo”. Si los Ministerios a los que instan a la negociación no llegan a un acuerdo con los representantes de la Plataforma, el paro indefinido del sector seguirá adelante. Una situación que provocaría “que todo quedase desabastecido” y “sea un caos”, señala José, que espera que no se forme este colapso porque el transporte por carretera “es esencial”.

Etiquetas
stats