Los trabajadores de la residencia Parque Figueroa denuncian la externalización de sus servicios

Concentración de trabajadores de la Residencia de Mayores Parque Figueroa, en una imagen de archivo.

Más de una veintena de trabajadores de la residencia de mayores Parque Figueroa se ha concentrado a las puertas del edificio contra las medidas tomadas por la delegación territorial de Igualdad ante el aumento de las bajas de trabajadores por coronavirus. La presidenta del Comité de empresa, María Dolores Ortiz, ha denunciado este lunes la privatización en los servicios del centro y que a las peticione del Comité, “se ha ce caso omiso”.

Ante la situación de aumento de contagios por covid-19, numerosos trabajadores se encuentran de baja, cerca de un 30%, ha apuntado Ortiz. Por ello, los profesionales plantean un plan de choque para “continuar con el servicio de calidad que tiene que prestar la residencia”, algo que ven “imposible” ya que, según ha señalado la representante, la Delegación justifica que “el plan de choque que proponen no lo autoriza función pública”. En el resto de casos, cuando una persona se da de baja, se sustituye por otra, algo que “no está ocurriendo” en el centro.

Los trabajadores de este denuncian que hay bajas que han durado más que los siete días que se establecen como los propios para pasar el covid, “pero no es así, si no que se puede prolongar en el tiempo”. Esto es algo que ya les ha ocurrido y que “ha dejado el servicio descubierto” ocasionando estrés en el resto de personal que tienen que abordar el trabajo de quienes están de baja. “Esto es una situación insostenible”, ha apuntado Ortiz.

“Para justificarse, dice que la burocracia lleva tiempo y plantea una externalización”, han explicado desde el Comité. Esta privatización contra la que se han concentrado este lunes, comenzó, según ha indicado la portavoz, con el servicio de catering por las bajas en las trabajadoras de la cocina, “pero ha seguido con otros servicios como los auxiliares de enfermería o el personal de limpieza y alojamiento”.

Según han detallado en el manifiesto, el centro cuenta con tres vacantes en este último departamento, una en el Departamento Médico, en el de Mantenimiento, en el de Fisioterapia y Auxiliar de Enfermería. Unas vacantes que unidas a las numerosas bajas laborales y la situación del aumento de contagios “dan lugar a una situación extrema en el centro”, lo que conlleva “la sobrecarga del trabajo y de estrés laboral entre los trabajadores y trabajadoras”.

El Comité ha considera que “esto es un atropello para el empleo público porque hay otros medios menos drásticos como los que se están llevando a cabo en otras provincias”. Las actuaciones que plantean, han expresado, podrían “solventar y dar el servicio de calidad que defendemos que se de en todos los servicios públicos”.

“El dinero que se gasta o que se emplea para externalizar un servicio es el mismo que se puede utilizar para sustituciones o un plan de choque”, han expuesto. Por último, Ortiz ha señalado que continuarán luchando por los derechos de los trabajadores que consideran que “están usurpados”.

Etiquetas
stats