Un numeroso grupo de vecinos de La Axerquía se ha concentrado en la mañana de este sábado para protestar por la tala de un almez de gran porte junto al Arco Bajo de la plaza de La Corredera. El ejemplar fue talado este viernes por una empresa que presta asistencia al servicio municipal de Parques y Jardines. El Ayuntamiento ha defendido que "había riesgo elevado de fractura" y que se intentó salvar el ejemplar, pero que finalmente se optó por la tala.

Convocados a través de las redes sociales, a la protesta acudieron representantes vecinales, como Juana Girón, que denunció que el Ayuntamiento optase por la tala directamente sin "darle una oportunidad" a un árbol único, ya que es la única gran sombra vegetal en el entorno de La Corredera, más allá de la plaza de Las Cañas.

La desnudez de la plaza del Socorro, por ejemplo, hace más visible el Arco Bajo de La Corredera pero sobre todo una antigua puerta de chapa repleta de pintadas que da entrada al Pósito, también abandonado.

Los vecinos denuncian que el casco histórico se está quedando casi sin árboles, en momentos en los que la sombra que proyectan en verano se hace más necesaria que nunca. Y que muchas veces se opta por talas. "Vemos que el tronco no presenta enfermedad ninguna", denunciaba Girón, sobre el cuerpo ya desnudo de un almez con mucha historia. El árbol se plantó en la plaza del Socorro hace más de 30 años, justo cuando comenzaban las obras de reforma de La Corredera.

Ahora el Ayuntamiento se ha comprometido a replantarlo. Antes tendrá que pasar el tiempo. El tronco actual no se puede sacar hasta que no se hayan secado las raíces. Solo entonces podrá extraerse sin peligro.

Etiquetas
Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2021 - 13:42 h
stats